Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Empresario de Puerto Banús ingresado con coronavirus “Vamos a reconvertir el hacer negocio y ser más activos en venta online”

  • El empresario se encuentra hospitalizado tras dar positivo por Covid-19 y se plantea una reestructuración del comercio enfocada a la tecnología tras la caída del turismo en el destino

Miguel Gómez en su ingreso hospitalario. Miguel Gómez en su ingreso hospitalario.

Miguel Gómez en su ingreso hospitalario. / M. H. (Marbella)

Miguel Gómez, que regenta la joyería Gómez & Molina en Puerto Banús, se encuentra ingresado en el hospital Quirón Marbella tras dar positivo en coronavirus e intenta pasar estos días de cuarentena combatiendo la enfermedad a base de arte y acuarelas que muestra en su perfil de Instagram el_tiempo_es_mío.

El empresario atiende a Málaga Hoy desde la soledad de su habitación para contar cómo está afrontando la convalecencia y dar una visión de la economía.

–¿Cómo está viviendo la enfermedad?

–Estoy ingresado con un tratamiento de choque, llevo dos días sin medicamentos y esperando a que los índices se mejoren para darme el alta y poder seguir la cuarentena en casa.

–¿Cuántos días lleva?

–Ya llevo ocho, mañana es el noveno -hoy jueves-, más ocho que he estado en casa, pues 17 días.

–¿Cuáles fueron los primeros síntomas?

–El domingo 15 empecé a notar que tenía episodios de fiebre, pero no muy alta, más bien décimas y malestar, sobre todo como si te hubieran pegado una paliza, lo que se suele decir cuando pasas una gripe mala. Empezó la cosa a complicarse, por supuesto tos, pero llegó un momento en el que vomitaba todo lo que comía. Me levanté una mañana y me iba al suelo. No tenía afección respiratoria, podía respirar bien, y cuando llego -al hospital- tenía una neumonía bilateral y Covid-19.

–¿Cómo es su día a día?

–Lo más duro ha sido al principio, y ahora ya la desesperación de estar en un cuarto totalmente aislado. Las entradas del personal sanitario son mínimas para evitar el contagio, la comida te la dejan en la puerta y tú la coges. Me he traído una acuarela y estoy pintado y ahí estoy matando las horas, intentando escuchar mucha radio, leyendo poco porque es cansado, pongo un poco las noticias para enterarme de cómo va el tema y prácticamente todo el día escuchando música o la radio.

–¿Qué efectos va a generar el estado de alarma a corto plazo en Puerto Banús?

Lo vamos a pasar mal un tiempo. Son momentos duros en los que vamos a ver a muchas empresas desaparecer o reconvertir la forma en la que hacemos negocio. Quizás tengamos que ser muchísimo más activos en la venta on line, por ejemplo, o mejorar la cuota que tenemos en ese medio. En el ámbito joyero lo vamos a pasar mal, pero yo creo que en general todo el comercio va a necesitar una reestructuración en cuanto podamos tener una cierta normalidad.

 –¿Cuál es el sentir del empresariado del recinto náutico?

–La preocupación mayor que tenemos es de dónde va a venir nuestra clientela una vez que esto esté normalizado. El primer país emisor es Reino Unido y se está viendo a las claras que vamos a tener un desfase en fechas y que va a ser complicado que esta gente venga. La Junta de Andalucía y el Ministerio de Sanidad tendrían que estar pensando en qué es lo que va a pasar en España en el momento en el que salgamos y qué medidas se van a poner en los puntos de entrada.

–¿Cómo puede repercutir?

–Estoy muy preocupado porque esto es una cadena, aquí si un hotel no tiene clientes, el taxista no tiene, el restaurante tampoco, ni el que le vende los pescados, la carne o la verdura y todo eso es una economía que tenemos tan sensible. Igual, con la capacidad que tenemos en España de reinventarnos, esto es una oportunidad más.

–¿Cuál puede ser el escenario una vez que termine el estado de alarma?

–Tendremos que empezar a trabajar y donde antes poníamos el 100%, ahora tendremos que poner el 300% para conseguir los objetivos empresariales que necesitamos. No me lo he planteado, creo que tenemos que empezar a trabajar y ver sobre la marcha y con esa capacidad que tenemos de adaptarnos, pues intentar tirar para adelante.

–¿Cuánto tiempo tardará el destino de la Costa del Sol en recuperar las cifras turísticas?

–Yo creo que esta temporada ya la tenemos perdida totalmente, a pesar de que nos pongamos las pilas todos y de que se haga un esfuerzo por las partes pública y privada. Al final, tú piensas como un consumidor y dices ¡España, Covid-19, para qué nos vamos a ir, ya nos quedamos en casa!. Tememos que eso es lo que va a pasar con nuestros extranjeros, y con los nacionales, supongo que seguiremos teniendo a nuestra clientela fiel de Madrid y el norte de España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios