Pospartido del Alemania-México La Alemania de Löw, ante lo desconocido

  • La derrota frente a México obliga a la campeona a ganar a Suecia si no quiere verse con un pie fuera

Joachim Löw dirige un entrenamiento de la selección germana. Joachim Löw dirige un entrenamiento de la selección germana.

Joachim Löw dirige un entrenamiento de la selección germana. / peter powell / efe

No hay en la historia del fútbol mundial un equipo más fiable que Alemania, puntual siempre a la cita con las instancias finales de todos los torneos. Por eso, el golpe sufrido el domingo ante México en el Mundial de Rusia coloca a la Mannschaft de Joachim Löw ante lo desconocido.

El 0-1 que sufrió en el estadio Luzhniki es apenas el segundo debut mundialista saldado con derrota para Alemania, que bajo las órdenes de Löw, desde 2006, había arrancado los grandes campeonatos de forma impecable, con cinco victorias y un balance goleador de 13-0 frente a sus competidores.

Ahora necesita reaccionar y corregir muchos errores para medirse el sábado a Suecia en Sochi. Cuatro días después, cerrará la fase de grupos ante Corea del Sur en Kazán. Tiene margen todavía Alemania, pero la derrota ante México, y sobre todo las formas, hicieron saltar las luces de alarma en la concentración de Vatutinki.

¿Se imaginan unos octavos de final sin Alemania? Quizás sea un poco aventurado, pero si México gana a Corea del Sur y Alemania no vence a Suecia, la Mannschaft llegará a la última jornada de la fase de grupos sin depender de ella. En ese caso, un empate entre México y Suecia enviaría a Löw y a los suyos a casa en la primera fase, algo que no le ocurre a Alemania desde 1938.

El ex jugador inglés Gary Lineker pronunció una frase que se hizo célebre con el paso del tiempo: "El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan once contra once, y siempre gana Alemania".

No es cierto que gane siempre Alemania, pero sus números son aplastantes. Siempre está ahí: alcanzó 13 semifinales en los 18 Mundiales que disputó y en la Eurocopa llegó nueve veces a esa ronda en 12 ediciones. La selección teutona ha conquistado cuatro Mundiales, tres Eurocopas y ha disputado otras siete grandes finales.

Con Löw alcanzó la final de la Eurocopa 2008, las semifinales del Mundial de Sudáfrica, las semis de la Eurocopa 2012, logró el título en Brasil 2014 y otra vez la penúltima ronda en el Europeo de 2016.

Ahora corre serio riesgo de ver las eliminatorias de Rusia 2018 por la televisión. Löw, sin embargo, es optimista. "Que no cunda el pánico, quedan dos partidos y tendremos la oportunidad de resarcirnos", dijo el domingo el flemático entrenador, que llevó a Rusia una plantilla en la que figuran un buen número de campeones del mundo en Brasil 2014. Löw seguirá confiando en su estilo sin hacer "cambios drásticos". Quizás Reus...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios