Cultura

El Ayuntamiento y el Pompidou suscriben hoy la prórroga hasta 2025

  • Apenas superado el ecuador del primer plazo estipulado en el convenio, la sintonía entre la ciudad y la institución permite rubricar ya el acuerdo para el segundo

El Cubo del Puerto, emblema del Centro Pompidou Málaga. El Cubo del Puerto, emblema del Centro Pompidou Málaga.

El Cubo del Puerto, emblema del Centro Pompidou Málaga. / daniel pérez / efe

Que el acuerdo para la prórroga que permitirá al Centro Pompidou Málaga mantener sus instalaciones en la ciudad hasta 2025 estaba cantado ya venía quedando claro, especialmente desde que Serge Lasvignes asumió la presidencia de la institución madre parisina. El pasado diciembre, en la presentación de la actual colección permanente del museo, Utopías Modernas, que podrá verse hasta 2020, Lasvignes ya confirmó que pensaba en los contenidos de una "tercera colección" para después; y aunque reculó de inmediato en su entusiasmo al aclarar que se había limitado a "expresar una voluntad", sí que manifestó de manera abierta: "No queremos que esto pare. Habrá que estudiar cómo". El primer contrato suscrito entre el Ayuntamiento de Málaga y el Centre Pompidou de París contemplaba para la sucursal malagueña, inaugurada en el Cubo del Puerto en marzo de 2015 (en paralelo con el Museo Ruso en Tabacalera), un plazo de cinco años prorrogable a otros cinco. El entonces presidente del Centre Pompidou, Alain Seban, se mostró siempre escrupulosamente cauto respecto a la ampliación por un total de diez años y advirtió en más de una ocasión de que sería la propia ciudad de Málaga "la que determinará si nos quedamos o nos vamos". De hecho, los planes de actuación contemplados en un primer momento se ceñían exclusivamente a un periodo de cinco años. Su sucesor, Lasvignes, que parece mantener una mejor sintonía personal con el alcalde, Francisco de la Torre, se ha mostrado siempre optimista e inclinado a la continuidad. Finalmente, será hoy, mucho antes de que expire el primer plazo (apenas traspasado el ecuador del mismo), cuando Lasvignes y De la Torre suscriban el acuerdo que da luz verde a la prórroga del contrato hasta 2025. Será, como en ocasiones anteriores, en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento, con toda la pompa y esplendor que la situación merece. Dicho de otra forma: si los dos queremos, para qué vamos a andarnos con rodeos.

Así lo confirmaron ayer fuentes cercanas al museo, quienes señalaron igualmente que el nuevo convenio mantiene las condiciones del contrato aplicadas hasta ahora: el Ayuntamiento pagará al Centre Pompidou de París un canon de un millón de euros al año en virtud del uso de la marca y además asumirá todos los costes relativos a transportes de las obras y los seguros para cada uno de las exposiciones, lo que se traduce en aproximadamente otro millón de euros de gasto para las arcas municipales. De esta manera, los equipos del Centre Pompidou de París y el Centro Pompidou Málaga volverán a trabajar coordinados para los diferentes proyectos expositivos, las colecciones permanentes (establecidas para un periodo de unos dos años y medio), las muestras temporales y otros como el festival multidisciplinar Hors Pistes (cuya tercera edición se celebra actualmente) y demás actividades complementarias. Francisco de la Torre ve así culminado un particular deseo que llegó hacer suyo el Rey Felipe VI en su reciente discurso durante la entrega de las Medallas de Oro de las Bellas Artes, celebrada en el mismo Centro Pompidou. Ahora, el objetivo será lograr que el museo se quede en Málaga después de 2025 a través de un nuevo convenio.

Las cifras de visitantes (unos 180.000 en 2017, menos de los 250.000 previstos) no han servido de obstáculo para que el Pompidou diga su "sí, quiero" a Málaga por un lustro más. Habrá Cubo, por tanto, para rato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios