Cultura

García Márquez, el autor universal, reposará entre Colombia y México

  • La capital mexicana acoge mañana un funeral masivo al que asistirán los presidentes Santos y Peña Nieto El autor de 'Cien años de soledad' fue incinerado el viernes en privado

El premio Nobel de Literatura de 1982, Gabriel García Márquez, será despedido en sendas ceremonias solemnes celebradas en México y Colombia, países entre los que dividió su vida y que, por ello, se repartirán también sus cenizas. El autor de Cien años de soledad tendrá su gran despedida mañana en el Palacio de Bellas Artes de México DF, en un acto oficial que estará encabezado por los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y México, Enrique Peña Nieto.

El embajador de Colombia en México, José Gabriel Ortiz, restó importancia al hecho de que vaya a ser despedido en el país donde ha pasado los últimos años de su vida, y no en Colombia, donde nació. "La familia solo ha aceptado el homenaje que México quiere ofrecer a Gabo. Quieren estar en total intimidad durante estos días de Semana Santa, con sus amigos más cercanos", indicó.

Ortiz consideró que es normal porque "en México se siente como la muerte de (el también premio Nobel de Literatura) Octavio Paz. Es impresionante. A veces sentía celos, porque me toca recordar a los mexicanos que Gabo era colombiano", apuntó Ortiz.

Aunque en un principio éste iba a ser el único homenaje oficial a García Márquez, la ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, anunció que el martes se celebrará una "ceremonia solemne" en la Catedral Primada de Bogotá. Garcés detalló que durante esta "ceremonia solemne", presidida por Santos, la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, bajo la dirección del maestro José Luis Domínguez, interpretará el Requiem de Mozart. Un día después, el Ministerio de Cultura inaugurará la exposición Gabo Lectura Nacional, "en el marco de Día del Idioma y del Día Internacional del Libro", añadió.

México y Colombia serán también los destinos de las cenizas de García Márquez que, según confirmó ayer el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México, fue incinerado el viernes en "un acto privado".

Por su parte, el alcalde de Aracataca, Tufi Hatum Arias, ya ha pedido a Santos que las cenizas de García Márquez sean enviadas a su pueblo natal para que permanezcan expuestas en una urna de cristal en la Casa Madre del Pueblo, una especie de museo municipal. Arias indicó que habría un testamento en el que el escritor colombiano expresó su deseo de que sus cenizas sean repatriadas a Aracataca, un pequeño pueblo del departamento de Magdalena, en el norte, que le vio nacer un 6 de marzo de hace 87 años.

García Márquez vivía en México desde comienzos de la década de los 70 pero nunca perdió su nacionalidad colombiana. Contó que había llegado a México para una semana y visitar a su compatriota y escritor Álvaro Mutis, pero aquí se quedó para siempre.

La casa que habitó en México se ha convertido en el epicentro del homenaje póstumo al autor de La hojarasca que le están tributando amigos y personalidades de la cultura que quieren despedirse de él y dar el pésame a la viuda, Mercedes Barcha, y la familia. A ellos entregaron dos representantes diplomáticos de España sendas cartas de los reyes de España y de los príncipes de Asturias, herederos de la Corona, dando el pésame por la triste pérdida del creador del territorio mágico de Macondo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios