Cultura

Un libro revela la estética 'kitsch' del flamenco

  • La obra, del crítico musical Luis Clemente analiza 'el mal gusto' de algunas producciones

El crítico musical Luis Clemente, que ha publicado su noveno libro, Kitsch y flamenco (Lapislázuli) asegura que "lo kitsch es la estética del flamenco". Es más, añade, "llega a suponer el me gusta porque me gusta, sin tener que abochornarse ante diatribas de arte grande", señala este crítico musical con una trayectoria que supera los treinta años, especializado en música rock y flamenco, y que ha dedicado dos años al diseño y la maqueta de este libro ilustrado con casi un millar de imágenes.

Editado en gran formato y a todo color, ya que reproduce cientos de fotos, portadas de discos, carteles y afiches de cine, la obra trata de demostrar gráficamente que el "mal gusto" que ha rodeado a buena parte de producciones flamencas ha alcanzado en numerosas ocasiones "una escala delirante", según su autor. Botellas de vino con etiqueta de La Chunga, abanicos y castañuelas de dudosa ornamentación, guitarras en miniatura a modo de souvenirs, latas de dulce de membrillo tituladas Bulerías, ceniceros con la forma del toro de Osborne, banderines, castañuelas, peinetas y peinas de colores inverosímiles también son analizados en la obra, para la que Clemente ha efectuado una recopilación de años. Todos estos objetos, y sobre todo los discos, pertenecen a su colección particular.

Carmen Sevilla vestida de flamenca cantando una canción en un anuncio publicitario de electrodomésticos, y un cómic "alucinante" sobre la vida de Lola Flores, son otras producciones comentadas por Clemente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios