Cultura

De la sequía al diluvio

  • Málaga afronta un mes de abrumadora oferta jazzística después de un largo periodo sin apenas actuaciones notables · La coincidencia del festival municipal y el ciclo provincial pinta un paisaje inédito en la ciudad

Comentarios 1

Según el dicho popular no se debe pecar ni por defecto ni por exceso, y Málaga puede aplicarse el parche en lo que al jazz se refiere. Después de una temporada prolongada durante al menos dos años en los que el jazz ha constituido una auténtica rareza en la oferta cultural de la ciudad y la provincia (con algunas excepciones como el Portón del Jazz de Alhaurín de la Torre, que ha mantenido hasta este mismo verano su nivel habitual, y conciertos esporádicos en los escenarios habituales; de la dolorosa ausencia de una sala de jazz por derecho, mejor no hablar), este mes de noviembre viene cargado de jazz a raudales. A la feliz recuperación del Festival Internacional de Jazz que organiza el Ayuntamiento, que se celebrará del día 7 al 13 con los Teatros Cervantes y Echegaray como sedes, se suma la inesperada aportación de la Diputación con su nuevo ciclo Jazz en Málaga, con conciertos, proyecciones y conferencias a celebrar del 19 de noviembre al 3 de diciembre en el Auditorio de la calle Pacífico y la sala Isabel Oyarzábal de la Plaza de la Marina (la dirección artística, por cierto, corresponde a Javier Domínguez, que durante muchos años estuvo al frente del festival municipal). El hecho de que ambas citas no se solapen y conformen una continuidad que durará casi un mes da cuenta del buen entendimiento de las Áreas de Cultura del Ayuntamiento y la Diputación, consecuencia de la confluencia de signo político de ambas instituciones. No obstante, cabría preguntarse si después de tan agotadora sequía resulta conveniente semejante diluvio. O si, dicho de otro modo, Málaga aguantará el tirón y responderá como la ocasión merece.

Que Ayuntamiento y Diputación den ahora rienda suelta a su pasión jazzística se debe a que es entre noviembre y diciembre cuando se celebran los grandes festivales de jazz en España, coyuntura aprovechada para la contratación de artistas dentro del mismo circuito nacional. En principio, ni el certamen municipal ni el provincial aportan nombres imprescindibles: del cartel del primero destacan Randy Weston (día 8), Bettye Lavette (día 10) y el Roy Hargrove Quintet (día 11, todos en el Cervantes), mientras que las citas más apetitosas del ciclo de la Diputación las ofrecen Lizz Wright (día 19), Tommy Emmanuel (día 27) y Silvia Pérez Cruz & Javier Colina (3 de diciembre, todos en el Auditorio). Resulta llamativa la participación en los dos ciclos del saxofonista malagueño Ernesto Aurignac, figura de indiscutible proyección nacional y primer valedor del jazz en su ciudad. La mayoría de estos artistas harán lo propio durante las mismas fechas en festivales como los de Madrid y Cartagena, aunque sorprende que Málaga haya dejado escapar a Pat Metheny, con seis fechas en España. De cualquier forma, quien eche de menos el jazz ahora puede resarcirse. Aun a riesgo de empacho.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios