Provincia

Homenaje a las víctimas del submarino hundido por los nazis en Rincón de la Victoria

  • La Corporación de Rincón descubre una placa 82 años después de este suceso histórico

Representantes de la Corporación junto al impulsor de la iniciativa. Representantes de la Corporación junto al impulsor de la iniciativa.

Representantes de la Corporación junto al impulsor de la iniciativa.

El 12 de diciembre de 1936 el submarino republicano C3 atravesaba la costa malagueña realizando labores de vigilancia de la bahía cuando fue torpedeado por el U34 alemán. Para muchos historiadores este ataque frente a la costa de Rincón de la Victoria, a la altura del arroyo Totalán, fue la primera intervención nazi en la Guerra Civil.

Sólo tres de los treinta y siete marineros que iban en la nave consiguieron salvarse. Este miércoles, 82 años después de este lamentable episodio histórico, el Ayuntamiento de esta localidad les ha rendido homenaje.

Este trágico episodio ha sido conocido gracias al trabajo desarrollado durante años por el abogado malagueño Antonio Checa

Este trágico episodio ha sido conocido gracias al trabajo desarrollado durante años por el abogado malagueño Antonio Checa, quien también ha participado en los actos conmemorativos. Durante años ha estado recogiendo documentación para tratar de esclarecer que ocurrió y saber el punto exacto donde podrían encontrarse los cuerpos de estos hombres.

Fue en 1996 cuando halló los restos del sumergible a 68 metros de profundidad y a unas 3,9 millas al sur del puerto de El Candado de Málaga.

Checa se puso en contacto incluso con los familiares de las víctimas quienes fundaron una Asociación en 2002 en Cartagena dado que el 90% pertenecían a este municipio. A través de él se comunicaron con el Ayuntamiento pidiéndoles apoyo para recuperar los cuerpos, darles sepultura y reflotar el pecio.

La Corporación escribió al Ministerio de Defensa que aboga por “por que se respeten debidamente los restos humanos, evitando su perturbación innecesaria”.

Este miércoles, Antonio Campillo, uno de sus miembros también ha asistido al acto de homenaje en La Cala del Moral donde se ha puesto una placa en memoria de los fallecidos junto a una corona de laurel. También se ha echado flores al mar como signo de respeto.

El alcalde, Francisco Salado (PP), ha reconocido “el valor de los marinos que murieron en acto de servicio” y ha recordado que, tratándose de un buque de guerra naufragado, “es norma y costumbre internacional proporcionar el mayor reconocimiento a las dotaciones fallecidas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios