Semana Santa

Andrés Mérida, la apuesta por la creatividad en la pintura cofrade de Málaga

  • El artista afronta con responsabilidad el encargo de ilustrar el cartel de la Semana Santa de 2021

Andrés Mérida frente a una de sus obras en el estudio. Andrés Mérida frente a una de sus obras en el estudio.

Andrés Mérida frente a una de sus obras en el estudio. / M. H.

Los ojos verdes de María Santísima de la Paloma son el perfecto nexo de unión entre el arte contemporáneo, atrevido y salpicado de colores vivos de Andrés Mérida y la Semana Santa de Málaga. El encargo de pintar el cartel de la Semana Santa de Málaga de 2021 le llegó por sorpresa cuando algunos representantes de la Agrupación de Cofradías visitaron su estudio. “A mí me dijeron que se trataba de una visita por gusto, y cuando ya estaban aquí me ofrecieron pintar el cartel. Por supuesto para mí era un honor y no podía decir que no a una cosa tan importante para la ciudad”, confiesa Andrés Mérida.

Las quinielas ya apuntaban su nombre años atrás, pero el artista se mantenía algo escéptico. “Yo no hacía mucho caso, sobre todo porque yo no soy un pintor al uso de las cofradías, he hecho cositas. Pero en esta ocasión la Agrupación de Cofradías decidió apostar por la novedad y el arte contemporáneo”, afirma el artista. Sin duda, Mérida se ha enfrentado al cartel más complicado de los últimos tiempos, en los que debe ilustrar una Semana Santa que se celebrará de una forma completamente distinta sin desfiles procesionales.

Me gusta tocar el tema religioso, de hecho es raro que en una exposición no tenga plasmado un Cristo, me encanta su figura y he pintado muchos, pero es cierto que yo no pinto una figura concreta que procesiona en Semana Santa, son interpretaciones personales”, matiza Mérida. El algecireño, afincado en Málaga desde hace 50 años, fue hermano de la Hermandad de la Paloma durante 15 años, y en 2008 realizó el cartel de su salida procesional centrado en una visión subjetiva de los ojos de la Virgen.

“El año pasado también pinté a la Virgen de Lágrimas y Favores para el cartel de Fusionadas, me une una bonita amistad con Chico Banderas”, comenta entre risas el pintor. Entre sus obras para las cofradías también destaca el cartel para la cofradía de los Estudiantes en 2015.

Mérida confirma que se ha mantenido fiel a su estilo en la realización del cartel oficial de la Semana Santa. “Es un reto más en el que trato de empatizar con todos, no me gusta la polémica, se debe cuidar y mimar al público al que va dirigido. Lo hago con muchísimo respeto, pero sin cambiar mi esencia, lo tengo clarísimo, no voy a dejar de pintar como a mi me gusta por agradar”, expresa el artista.

Mérida pasó las primeras noches con cierta inquietud e insomnio sin saber muy bien cómo sorprender en la forma de ejecutar su obra. “Con el cartel de la Semana Santa te conocen todos los malagueños y cada año es más esperado, comentado y polémico. Despierta muchas pasiones y opiniones”, manifiesta el pintor.

Andrés Mérida en su estudio. Andrés Mérida en su estudio.

Andrés Mérida en su estudio. / M. H.

“Una cosa sí puedo garantizar, y es que la gente va a saber que el cartel es mío. Yo estoy muy contento con el resultado de la obra, que me ha tenido cerca de un mes trabajando entre bocetos, cambios, apuntes y ya la propia realización física de la obra”, confirma Mérida.

El artista ha querido dejar en un segundo plano la pandemia porque reconoce que se siente cansado de toda esta situación. “Me parece que estamos ya muy saturados. Habría sido fácil meter una alusión a la pandemia pero no me llama la atención, he sido muy fiel a mis cosas y a mi estilo y además no quería ser tan evidente. No me ha parecido interesante la verdad”, comenta el pintor.

El impulso frente a la técnica

Los sentimientos para Andrés Mérida son muy importantes a la hora de crear una nueva obra. “Yo soy una persona de impulsos, y a lo mejor se me ocurren las cosas conforme avanzo en la obra. En mi sistema de trabajo yo me guío más por lo que siento que por la técnica, lo puedo meditar pero el impulso para mí es muy importante”, confiesa el algecireño.

El pintor es muy observador y le gusta contemplar sus obras durante su ejecución para detectar posibles mejoras en el proceso. “A veces me quedo sin pintar pero delante del cuadro mirando y hago un proceso mental. En mi cabeza voy moviendo la obra con las cosas previas que ya he hecho. Antes era más rápido, ahora pienso un poco más”, explica Mérida.

En su previo estudio a la realización del cartel le llamó mucho la atención las obras realizadas en la época de 1940 y 1950. “Me parecen pinturas más contemporáneas y revolucionarias que algunas que se hacen ahora. Yo aplaudo a la Agrupación de Cofradías por abrirse a nuevas visiones, porque al final eso enriquece la colección que se está haciendo de carteles”, reconoce el artista.

La Agrupación de Cofradías anunció que el 15 de febrero se presentaría la obra. Sin embargo, con las actuales medidas Pablo Atencia, presidente de la agrupación, acordó, junto a los hermanos mayores, aplazar el acto al domingo 21 de febrero a las 12:00 en el teatro Echegaray. “Lo ideal es que haya un acto, siempre que se puedan cumplir y llevar a cabo todas las medidas dispuestas por las autoridades sanitarias”, expresa Andrés Mérida.

“Cuando se descubra la obra pensaré en mis padres, que espero que puedan acudir el día de la presentación, mis amigos y en Málaga. Todo esto ha sido una etapa preciosa. Al final es una manera que tiene la ciudad de reconocerte. Este año, de alguna manera, soy el pintor de Málaga junto con Raúl Berzosa, que hace el cartel del centenario”, confiesa el artista. José Luis Puche, pintor del cartel de 2020, siempre le recomendó que disfrutase de la experiencia al completo. “Es todo muy misterioso. No se puede ver nada, no se puede decir nada y hay que aprender a tener mucha paciencia”, bromea Mérida.

Quedan muy pocos días para conocer la obra que ilustrará la Semana Santa del 2021, realizada por un artista internacional, optimista e inconformista, que cuenta con exposiciones repartidas por todo el mundo. Un pintor que apuesta por el mundo digital, por las redes sociales como manera de autopromocionarse, y por la sonrisa para afrontar los mayores retos de la vida. La pintura cofrade malagueña pronto contará con el carisma, los trazos prolongados y la genialidad de Andrés Mérida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios