Coronavirus

El lío de la movilidad: lo que sabemos hasta ahora

La Junta de Andalucía se encargará ahora de autorizar los desplazamientos interprovinciales. La Junta de Andalucía se encargará ahora de autorizar los desplazamientos interprovinciales.

La Junta de Andalucía se encargará ahora de autorizar los desplazamientos interprovinciales.

“¡Vaya lío!”, decía la canción del popular grupo de los noventa Objetivo Birmania, refiriéndose a la amistad y a la que se monta cuando se juntan amigos de unos y de otros. Algo así debe estar pasando por las cabezas de los españoles con las restricciones -o no- de movilidad entre localidades de la misma provincia, provincias de una misma región o provincias de comunidades autónomas diferentes.

La llegada inminente de la fase 3 y las dificultades para unificar normas concretas sobre la movilidad ínter e intra provincial incluso en fases anteriores está produciendo una lluvia de declaraciones en unos sentidos y en los contrarios, rectificaciones y matizaciones de los dirigentes nacionales y autonómicos que está dando más de un dolor de cabeza a los ciudadanos que disponen de segundas residencias o de familiares en otras provincias.

Aunque siempre se ha mantenido desde el Gobierno que las medidas de desescalada incluidas en el Plan Nacional de Transición a la Nueva Normalidad serían tan flexibles como lo permitiera la evolución de la pandemia en España, lo cierto es que la confusión sobre lo que se podía o no hacer en cada una de las etapas ha sido (está siendo) la tónica en estas semanas de desconfinamiento, muy especialmente por las diferentes velocidades a la que han ido las regiones, también algunas provincias dentro de ellas, y la idiosincrasia de determinados territorios.

Cambios de opinión

Estas situaciones han provocado que en algunas zonas pueda haber movilidad interprovincial mientras que en otras no o que actividades no permitidas en principio en una fase sí lo hayan estado después de que otras provincias pasaran a esa fase.

Uno de los primeros líos (y de los más comentados) durante esta desescalada fue el referido a la movilidad dentro de una provincia en fase 1. Aunque no estaba previsto que se pudiera viajar a una segunda residencia hasta la fase 2, lo cierto es que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que no había restricciones, una afirmación que apoyó el ministro Salvador Illa.

Algo parecido, pero esta vez con desmentido, ha ocurrido esta semana. El ministro de Transportes, José Ábalos, aseguraba que en la fase 3 ya estarían permitidos todos los viajes a provincias de esa misma fase, un detalle que fue puntualizado por el titular de Sanidad, que si bien confirmó que estos desplazamientos se adelantaban desde la fase 4 a la 3, quedarían restringidos a provincias dentro de la misma Comunidad Autónoma, aunque ese detalle lo deben decidir ya los gobiernos autonómicos, que empiezan a asumir el mando de la situación sanitaria en este Estado de Alarma descafeinado.

También en el ejecutivo andaluz hubo lío. Mientras el vicepresidente Juan Marín aseguraba que las provincias andaluzas que pasaran a fase 3 podrían conectarse entre sí, el portavoz del Gobierno aseguraba que lo preferible sería esperar a que toda la región estuviera en la misma etapa de la desescalada.

Con toda Andalucía en fase 3, ahora es la Junta la que decidirá qué hacer al respecto. Lo cierto es que un desembarco masivo en las playas desde el próximo lunes, cuando aún no están preparados los municipios ni los planes de contingencia necesarios, está haciendo al Ejecutivo plantearse no permitir el tránsito entre provincias hasta la semana siguiente, cuando las playas puedan estar controladas y se garantice la seguridad de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios