Verano

Así serán las playas tras el COVID -19: distanciamiento social e higiene extrema

Las playas irán poco a poco reintegrándose en la 'nueva normalidad' tras el coronavirus Las playas irán poco a poco reintegrándose en la 'nueva normalidad' tras el coronavirus

Las playas irán poco a poco reintegrándose en la 'nueva normalidad' tras el coronavirus / Julio González

Por fin llegó el día. Los habitantes de tres provincias andaluzas pueden ya disfrutar de las playas, tienen que esperar aún en Granada y Málaga, que se encuentran aún en la Fase 1 de la desescalada.

Con este cambio de fase en Almería, Cádiz y Huelva, el proceso de desconfinamiento se hará, a buen seguro, mucho más llevadero. Aún hay muchas medidas de seguridad por decidir, pero lo que sí es seguro, es que bajar a la playa nunca volverá a ser como antes. Se acabaron las playas atestadas de sombrillas y las esperas en la barra del chiringuito por esa ansiada cervecita fresquita a mediodía. Con la nueva normativa puesta en marcha por el gobierno, el distanciamiento social será la tónica general tanto en la arena como en el agua.

El Ministerio de Sanidad, con motivo de la puesta en marcha de la fase 2 en muchas provincias españolas de costa, ha elaborado un documento de buenas prácticas y recomendaciones para ciudadanos e instituciones.

En primer lugar, desde Sanidad, se insiste en la importancia del distanciamiento social en las zonas de baño. Por eso incide en la limitación del aforo de las zonas en las que se prevé una gran afluencia de personas así como en los accesos a la playa. Unas medidas que, además, deberán recordarse a los usuarios mediante cartelería. Además, se deberá mantener la distancia de seguridad de dos metros entre personas que paseen por la orilla.

Cuatro metros entre sombrillas

El Ministerio de Sanidad, para asegurar el distanciamiento social, pide a los gestores de las playas que los ejes de las sombrillas no se instalen a una distancia inferior a cuatro metros entre ambas y pide especial atención a la distancia entre tumbonas, sillas y otros elementos. Además, los chiringuitos de playa deberán seguir los protocolos establecidos para los establecimientos de hostelería. También se deberán ventilar, limpiar y desinfectar los espacios cerrados como los puestos socorristas de la Cruz Roja, los vestuarios y los servicios.

Para evitar la transmisión del virus, el gobierno hace especial hincapié en las medidas de higiene y limpieza. De esta forma, se recomienda la limpieza diaria de zonas de uso común como duchas, lavapiés, papeleras, pasarelas de acceso, instalaciones deportivas y parques de juegos.

Recomendaciones de la Junta de Andalucía

Estancias de cuatro horas en las playas, como máximo con los arenales marcados para hacer posible la distancia social. Esa fue la primera recomendación que hizo la Junta a los ayuntamientos costeros de Andalucía, que son en última instancia quienes deben contror el acceso a la playa en este verano marcado por la pandemia del coronavirus.

Horarios

La Administración regional establece también que los consistorios deben delimitar un horario de apertura y cierre de las playas para que se puedan realizar "labores de limpieza y desinfección" antes de la reapertura diaria. Es cierto que el CSIC ya advirtió que el riesgo de contagio en el agua del mar es muy bajo, pero no está tan claro que sea igual en la arena .

Aforo controlado

La Junta explica que cuando la playa tenga aforo completo y haya ciudadanos esperando para acceder, "se aconseja facilitar la espera en espacio de sombra que, a su vez, permita mantener la distancia de seguridad". Estas zonas deben estar cerca de los accesos de entrada y salida de la playa, que los ayuntamientos también tendrán que delimitar. Si no es posible mantener la distancia, deberá ser sólo de entrada o solo de salida.

Sin colchonetas o hamacas

El Gobierno andaluz sugiere que se prohíban el uso de útiles flotantes, como colchonetas, y en las hamacas que se suelen alquilar en algunas playas se eliminará cualquier esponja. La Junta establece que estos objetos deben limpiarse adecuadamente entre cada uso y se recomienda a los usuarios que lleven su propia toalla.

Duchas y vestuarios cerrados

La Junta rechaza el uso de las duchas y tampoco se recomienda la instalación o apertura de vestuarios. En el caso de los aseos, se usarán "en caso estrictamente necesario" y deberán limpiarse con frecuencia, estar ventilados y contar con los suficientes materiales de protección, como geles hidroalcohólicos. El Ejecutivo regional también reclama a los ayuntamientos un refuerzo en la recogida de residuos

Entre sus recomendaciones, la Junta incluye un llamamiento a la "responsabilidad ciudadana" y solicita a la población que "planifique" sus visitas a las playas este verano. También sugiere a los ciudadanos que acudan a las playas duchados y se duchen después de irse.

Una buena noticia

Aunque no se dispone de información científica sobre la capacidad del virus para permanecer infeccioso en agua salada, el Ministerio de Sanidad informa de que se ha identificado la sal como agente biocida eficaz. Además, en el caso de la arena, la acción conjunta de la sal del agua de mar, la radiación ultravioleta solar (UVB) y la alta temperatura que puede alcanzar ésta son favorables para la desactivación de los agentes patógenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios