Tecnología

Happy Box, el mensajero exprés

  • Con esta nueva aplicación se pueden enviar paquetes de hasta 5 kilos en sólo una hora. Ya funciona en Málaga y antes de final de año llegará a Sevilla y Granada.

Hay ocasiones en las que los servicios de mensajería tradicionales no nos son de utilidad cuando tenemos que enviar un paquete con prontitud. Happy Box es una nueva aplicación con la que mandar y recibir un paquete de hasta cinco kilos en menos de una hora. Uno de los puntos fuertes de esta app colaborativa y gratuita de origen malagueño es que el usuario cuenta con un mensajero exclusivo, que sólo porta su paquete y con el que está en contacto continuo hasta que se hace la entrega.

Disponible para iOS y Android, Happy Box se ha concebido para el envío de objetos de pequeño tamaño de forma urgente, sin tener que esperar el tiempo habitual de entrega en este tipo de servicios y sin pagar grandes cantidades de dinero: unas llaves olvidadas, un cargador de móvil, un portátil, documentación, etcétera.

Además de para particulares, el servicio que ofrece también resulta de utilidad para empresas, como farmacias, librerías y tiendas de ropa. Christian Orejuela, CEO y socio fundador de Happy Box, explica que se han cerrado acuerdos con grandes empresas de ecommerce para el envío de sus productos. Un ejemplo es el acuerdo que se ha alcanzado con la administración de lotería La Bruixa d'Or para hacer llegar sus décimos a los compradores en tiempo récord.

El funcionamiento es simple: el usuario registrado en Happy Box hace una foto al producto, la sube a la aplicación y los mensajeros que están cerca de su ubicación reciben un aviso. El que acepta el encargo recibe los datos de localización, recoge el paquete, lo lleva al punto de entrega y confirma la tarea con una foto. El receptor firma y el emisor está al tanto del proceso en todo momento.

Esta nueva herramienta de mensajería urgente está ya funcionando en Málaga capital, pero antes de que acabe el año llegará a Sevilla, Granada y Madrid. Happy Box se encarga de seleccionar a los repartidores a través de su web -donde ya están captando personal para su aterrizaje en Sevilla-. Los mensajeros, conocidos como Happy Boy o Happy Girl, pueden elegir cuándo quieren trabajar en función de su disponibilidad: unas horas al día, jornada completa, fines de semana, etcétera.

Christian Orejuela explica que la app está teniendo "muy buena acogida" en Málaga, donde ya hay 15 repartidores y otras 350 personas en lista de espera. A pesar de que el compromiso de entrega es de una hora, Orejuela comenta que la media es de 32 minutos. En cualquier caso, si no se cumple el plazo establecido de 60 minutos, se devuelve el dinero al usuario. La tarifa habitual de Happy Box es de 6 euros por envío, que se abonan al hacer el encargo. Hasta finales de noviembre el precio promocional es de un euro por servicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios