Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus

Carlos Cabezas: "En Uruguay va más lenta la pandemia, pero ya cierran los comercios"

  • El malagueño explica cómo van la situación en Uruguay, donde el deporte se paró el viernes anterior y donde ya estudia colocar la cuarentena

Cabezas se prepara en Uruguay contra el coronavirus

Carlos Cabezas emprendió en agosto una aventura por Uruguay, en la tierra de sus ancestros. El campeón del mundo malagueño, a sus 38 años, aún se ve con cuerda para competir. Tras experiencias en Rusia, Francia, Venezuela, Argentina y Hungría, se le abrió una oportunidad de cerrar el círculo en la tierra de su padre, que vino a España con 22 años para jugar al baloncesto.

Tras una molesta lesión que le obligó a pasar por el quirófano y le tuvo parado un mes y ahora se disponía a jugar los play off por el título con el Nacional de Montevideo, uno de los dos grandes del fútbol charrúa que potencia su sección de baloncesto y que contrató a Cabezas para dar un salto de calidad. El coronavirus empieza a golpear en Sudamérica más tarde. Jugó a puerta cerrada el pasado fin de semana el base malagueño, pero ahora se detuvo la competición. Como pronto, hasta el 30 de marzo. Ese día se tomará una determinación.

Desde su habitación en el Hotel Regency Way de Montevideo, Cabezas relata tras una intensa sesión de bicicleta para intentar aguantar la forma cómo es la situación en Uruguay. Sus padres estuvieron un tiempo largo en el país, pero ya regresaron en febrero a España. "El club me subió a la habitación una bicicleta estática, unas mancuernas y aquí estoy intentando mantener la forma. Aquí va más lenta la pandemia. Anoche había unos 80 casos ya. El presidente del país, Luis Lacalle Pou, sale cada noche junto al Ministro de Salud para dar indicaciones de lo que se intenta conseguir un protocolo. No han ordenado la cuarentena, pero ya el miércoles cerraron los comercios, lo que queda abierto es de suministro básico. Aún se ve gente por la calle. Yo intento estar en el hotel, bajé a comprar ayer, pero nada más", explica el malagueño.

"Desde el club se encargan de traer la comida y me han facilitado el pequeño gimnasio. Los americanos Maurice Kemp y Morrison ya se han marchado a su país. Passos, el brasileño, se quedó también, como yo. Estoy aquí viendo lo que pasa con mi familia y mis amigos allí en Málaga. Un poco por responsabilidad me quedé aquí. El día 30 va a haber una reunión para ver lo que va a pasar con la Liga. Si cierran el telón tendremos que estudiar qué pasa, si aguantar un poco más o volver a casa. Si hay Liga, estaría para la primera semana de mayo, a mitad de abril se volvería a entrenar", relata el base que fuera campeón de Copa y Liga con el Unicaja, en el que jugó nueve temporadas en el primer equipo."Llegamos a jugar un partido con el Hebraica Maccabi a puerta cerrada, había otro pendiente a los dos días después, pero fue cancelado. El viernes pasado fue el último partido", prosigue Cabezas, que asegura que desde Uruguay se ve con preocupación la situación: "Hay muchos lazos aquí con España e Italia. Muchos hijos o nietos de italianos o españoles, con familia allá. Está a la orden del día. La televisión española se ve, somos reclamos en el mundo por ser los más golpeados. Esperemos que puedan aprender y ver lo que estaba pasando. Este es un país pequeño, que haya ya cerca de 100 casos es más preocupante".

"La familia justo se fue en febrero. Me cuentan que están haciendo todo lo que está haciendo el país. Por suerte ellos están bien y la gente cercana bien. No me siento solo, la verdad. El club me trata muy bien, estamos bien respaldados, bien atendidos. Estamos en un buen hotel, con todos los protocolos, hablé con el presidente y me tranquilizó, que me quedara sin problemas viendo cómo estaba la situación en España", señala Cabezas, que fue operado en noviembre de un pie: "La Sanidad aquí está bien, hay grandes medicos y cirujanos. Quizá no hay tantos hospitales como en España, es por eso que están acelerando la coordinación y la gente está tirando para adelante. Hay preocupación de que la cosa vaya a peor porque no tienes tantos posibilidades. En Punta del Este, la ciudad más turística de este país, ya están cerrando los hoteles más importantes y lo ponen como hospital, como el Conrad y el Enjoy".

"Depende de lo que se decida, en función de si cierran los hoteles, de cómo están los vuelos, el día a día...", reflexiona Cabezas sobre si se plantea volver a España: "Claro que estoy preocupado con cómo está todo. Tengo allí mis negocios en Málaga y estamos a la expectativa de cómo va a ir. Pero ahora eso está por detrás, lo primero es la salud de la gente, que se cumpla lo que dicen los autoridades". Y para eso, el malagueño grababa este vídeo con un mensaje: "Quédate en casa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios