Unicaja Baloncesto La experiencia de Guerrero, Rosa y Carralero en Melilla

  • Paco Aurioles, técnico del Uniaja que estuvo al frente de España sub 22, explica la experiencia en Melilla de un grupo experimental con presencia de malagueños y cajistas

Final del torneo de Melilla, con la sub 22 y la sub 20. Final del torneo de Melilla, con la sub 22 y la sub 20.

Final del torneo de Melilla, con la sub 22 y la sub 20. / @fmbmelilla

Las selecciones españolas sub 20 y sub 22 estuvieron en Melilla la pasada semana para celebrar concentraciones con distinto motivo. La sub 20 prepara el Europeo de Israel, que comenzará a mediados de mes y la sub 22 cuenta con jugadores que no entraron en esa lista o ya pasaron la edad de competir en categorías inferiores. Y ha habido una importante presencia de malagueños y cajistas. Paco Aurioles, ayudante de Luis Casimiro, dirigió el combinado sub 22 y tuvo a sus órdenes a Rubén Guerrero y Jesús Carralero. En la sub 20 estuvo el gaditano Ignacio Rosa, también canterano cajista.

La selección sub 22 se impuso en el triangular disputado con España sub 20 y Alemania sub 20 tras un triple empate, con una victoria y una derrota para cada equipo. El domingo jugaron otra vez los equipos sub 20 de Alemania y España, con triunfo español (91-75).

Paco Aurioles ha tenido a sus órdenes a un equipo experimental, son jugadores a los que la Federación quiere tener en órbita, que no pierdan el contacto con la forma de trabajar en el ente federativo y que estén familiarizados si su progresión es la adecuada para poder entrar en el grupo de las ventanas, que tendrán continuidad la próxima temporada. Algunos jugadores interesantes en la franja de edad, casos de Francis Alonso y Aleix Font, no acudieron por motivos distintos.

"Ha habido buen ambiente, la experiencia ha sido satisfactoria, el trato en Melilla ha sido excelente. Se siguen muchos jugadores, han venido jugadores que no estaban en la primera lista y sólo tuvimos un par de sesiones vendadas antes del primer partido. Pero el grupo acabó pareciendo un equipo, hemos conseguido en unos cuantos días crear esa sensación", explicaba Paco Aurioles.

Ha sido una experiencia enriquecedora para Aurioles, con un cuerpo técnico con Jenaro Díaz y Jorge Sanz, que lleva 10 años en Estados Unidos y actualmente forma parte del cuerpo técnico de Gonzaga, la universidad en la que estudió el canterano cajista Domantas Sabonis. "Para el intercambio de ideas es muy bueno", dice el técnico malagueño, que asegura que el seguimiento a los jugadores es integral durante todo el año: "Todos los chavales, en EEUU y en España, de esta franja de edad son monitorizados toda la temporada. Jorge Sanz se encarga, por ejemplo, de los jugadores de la NCAA. Aquí seguimos los partidos de LEB Oro, Plata o EBA, cualquier jugador que se considere interesante, vamos actualizando información en un Google Drive que está a disposición de todos para que la información esté para quien la requiera en la FEB. También hay mucho trabajo, de datos físicos y pulsómetros, en estos días de concentración. Es un trabajo de seguimiento continuo".

No ha habido mucha manera de seguir el torneo, más allá de vídeos sueltos de la televisión local de Melilla y el twitter de la Federación de la Ciudad Autónoma. Paco Aurioles habla de las prestaciones de Rubén Guerrero, la próxima temporada en la primera plantilla del Unicaja. "Ha hecho dos buenos partidos, es verdad que contra gente menor que él, pero no ha producido el impacto numérico que debía porque no teníamos gente para conectar el balón interior. Le hacían 2x1 y era complicado. Rubén ha sido el capitán del equipo, es más mayor que los demás, ha ejercido de líder también y la verdad que ha ayudado a crear un ambiente muy bueno", dice el técnico malagueño.

"Creo que la readaptación al baloncesto europeo de Rubén va muy bien, fuera y dentro de la pista. Para el juego interior hay que trabajar mucho y encontrar sitios, recibir dentro y son hábitos del resto de jugadores para conectar bien en el momento idóneo y eso es verdad que no lo logramos tanto. Para la única cosa que éramos mejores que los otros equipos, los tres cincos, no la explotamos. Es la parte más difícil en la construcción táctica de un equipo, llegar al juego interior. Rodeado de un equipo más rodado hubiera destacado más. Ha tenido un papel más destacado de la estadística. No ha solido tener mucho protagonismo aunque estuviera en sub 18 y sub 20 y aquí sí lo tenía", decía Aurioles sobre el marbellí.

Sobre el aspecto defensivo, Aurioles decía que Guerrero estuvo "atrás tapando muy bien espacios, defensivamente, cambiando tiros y taponando, ha hecho un trabajo bueno, con comunicación en el pick and roll. Los alemanes tenían jugadores más abiertos, un cuatro que jugaba de cinco, los cinco jugadores tiraban, y se adaptó muy bien. No teníamos recursos tácticos y tiramos mucho de cambios en los bloqueos. Tuvo problemas de faltas en los dos partidos".

Sobre Jesús Carralero, jugador de la cantera cajista que desde la próxima temporada jugará en la Universidad de Campbell, Aurioles decía que "hizo lo que más o menos sabe hacer. Este año ha hecho un trabajo bueno en su prepschool para su futuro de adaptación al baloncesto americano, pero el nivel en el que jugaba no le ha hecho para crecer como jugador. Era de los más jóvenes, del año 2000, aún puede estar en el Europeo sub 20 el año que viene. Aparece en momentos por su actividad: roba balones, corre el campo, sale a taponar... El tiempo que ha jugado ha tenido impacto. Ha destacado un poco menos en el tiro, no ha podido ser lo productivo que era su último año junior, que tuvo un nivel altísimo antes de que se lesionara y no pudiera ir al Campeonato de España. Nos ha dado esperanzas de que yendo a una universidad con un nivel más alto pueda progresar más y tener más protagonismo la próxima vez que venga. Energía, robo de balón, contraataque".

"Jesús ha jugado de tres, es la posición en la que le vemos. Si fuera más creativo podría ir al dos porque el manejo de balón lo tiene. Tiene cuerpo con los de su edad para jugar de cuatro, atacando desde fuera con su habilidad. Pero su futuro será de tres, pensamos", decía Aurioles sobre el jugador paleño, que tiene un físico muy poderoso.

Por último, la figura de Ignacio Rosa, que este año ha jugado en el Oviedo en LEB Oro y ha salido como titular en los partidos de la sub 20. A sus 20 años, está en una generación con alto nivel y cuadra muy bien con las cualidades de sus compañeros, en los que ya hay algunos con experiencia ACB como Carlos Alocén. "Es un jugador que se adapta muy bien a la selección, en su generación es de los cuatros más claros. En algún momento pensamos que podía ser un tres, pero es un cuatro especial con los de su generación, tiene mucho protagonismo. Contra nosotros jugó muy bien, interviniendo en el rebote de ataque, tirando de fuera, metiendo incluso en tiro en carrera en contraataque. Tiene más peso específico en su selección que en su temporada en Oviedo. Está trabajando con 15 jugadores, aún hay que hacer tres descartes para el Europeo. Está jugando bien, con seriedad. Muy seguro, tirando el rebote, con más oportunidades que durante el año y ha cogido su sitio en el grupo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios