Resultado y crónica del Unicaja - Asecco Gdynia Al Top 16 con autoridad (91-69)

  • El Unicaja sella su pase a la siguiente fase con tres jornadas de antelación tras derrotar en un completo partido al Asecco Gdynia 

Deon Thompson postea ante un rival. Deon Thompson postea ante un rival.

Deon Thompson postea ante un rival. / Javier Albiñana

Un partido empieza raro cuando a los dos segundos hay una falta antideportiva, como la de Szubarga a Toupane que inauguró el Unicaja-Asecco Gdynia. Pero nada se desvió del guión previsto y el equipo malagueño ya es equipo del Top 16 de la Eurocup con tres jornadas de antelación. Doblegó al cuadro polaco, equipo que había ganado sus tres partidos a domicilio, y se dispone ahora a avanzar en la mejor posición posible a la siguiente fase. Lo hizo con autoridad en el juego y también en el marcador (91-69).

El nivel de la primera estación de la Eurocup no es malo, pero a un buen Unicaja, como se está viendo a grandes rasgos en este arranque continental, le basta y le sobra para convertir en un trámite. Su regularidad en competición europea se remonta a los tiempos de la Euroliga, cuando se estuvo 11 años seguidos entre los 16 mejores cuando competían 24 equipos. No será una excepción esta temporada en la Eurocup.

Se piensa en cotas altas, en las eliminatorias de marzo, pero antes hay que sortear el Top 16 y, sobre todo, crecer en el juego. Partidos como éste ayudan a que los jugadores cojan confianza y se encuentren más cómodos. Por ejemplo, Toupane está encontrando en la Eurocup la lucidez anotadora que no posee en la ACB y está ratificando las hechuras de jugador de altos vuelos que apunta. También el hambre de Alberto Díaz se nota. Verle presionar como un lobo un balón con 18 puntos arriba y celebrar la recuperación después de obligar a que el rival se bote el balón en el pie da idea de la ambición del malagueño y de cómo contagia al equipo que el primero de los defensores ponga ese aliento en recuperar el balón. Es sabido que sus cualidades trascienden a los números obvios, pero esos ejemplos son los que arrastran a los demás compañeros y también a la afición a ir al Carpena aun cuando el espectáculo no sea el mejor del mundo y no haya nada concreto en juego.

El Asecco, que hace casi una década consiguió una victoria por 20 puntos en el Carpena en la Euroliga que dejó muy tocado al equipo entonces dirigido por Aíto García Reneses, es un bloque pétreo y duro, aunque no rebosa talento. Sus jugadores americanos tienen dotes, pero no fue su mejor día. El Unicaja comenzó a poner tierra de por medio en el segundo cuarto, con un parcial demoledor. Entre el final del primer periodo y el segundo, el Unicaja firmó un parcial de 16-0, con Alberto y Suárez en pista, que minimizó al Asecco. Mejor defensivamente el Unicaja, también hay que decir que el rival no estaba acertado, falló varias canastas inusuales cerca del aro. El caso es que el equipo de Casimiro expandió su dominio (33-16, después 44-26 tras una buena racha de Waczynski) hasta casi la frontera de los 20 puntos. Tras un repunte visitante, una penetración de Avramovic, al que se sigue esperando, sobre la bocina dejaba 46-31 los primeros 20 minutos.

La tónica del partido continuó en la segunda mitad, en la que el Unicaja rápidamente llegó a los 20 puntos (58-38) de renta. Con la base defensiva que tiene el equipo se puede pensar en llegar lejos en la Eurocup, pero hay que seguir desarrollando el ataque. En esa frontera entre los 10 y 20 puntos se movía el partido. Había minutos para Alberto Díaz, que necesita ritmo pero que parece a tono físicamente, es capaz de hacer tres recuperaciones en una misma defensa. Siguió tirando sin dudar aunque fallaba en los tiros de tres, pero son los que tiene que lanzar porque está abierto. Y al séptimo lo metió, con adicional además, y el Carpena lo celebró con una gran ovación. Le despidió en el cambio con otra salva de aplausos.

También valió para que Rubén Guerrero coja confianza con detalles que hacen pensar que un día puede ser un pívot de selección española si desarrolla algunos conceptos y se desprende de algunos temores. Intenta aprovechar el gigante de Marbella cada minuto que tiene. Un par de tapones contundentes , un palmeo, una buena defensa de la continuación... Son buenas acciones para el granero.

Y así fue muriendo un partido sin demasiada historia en el que el Unicaja firmó su pase matemático para el Top 16 de la Eurocup. Avramovic tuvo protagonismo con un par de canastas de calidad, un triple sobre final de posesión y una plástica entrada a pie cambiado. Y dispuso de sus primeros minutos oficiales de la temporada Morgan Stilma, se le ha resistido al fuengiroleño el debut. Tiene el Unicaja tres encuentros para ser primero en la primera fase (podría serlo ya el martes si gana en Estambul y el Oldenburg pierde) y para que los jugadores que están más cortos de ritmo o confianza se vayan montando al carro y poniendo en dificultades a Casimiro a la hora de tener que elegir.

Estadísticas

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios