Joventut-Unicaja Baloncesto

El simbólico regreso de Alberto en Badalona

  • En abril de 2012 jugó su primer partido oficial con el Unicaja en Badalona y en el Palau Olimpic volverá tras casi dos meses fuera por lesión

Alberto Díaz obstaculiza a Albert Oliver en su debut en ACB. Alberto Díaz obstaculiza a Albert Oliver en su debut en  ACB.

Alberto Díaz obstaculiza a Albert Oliver en su debut en ACB. / ACB Photo

Una gran noticia en el regreso a la competición del Unicaja Baloncesto. Alberto Díaz viaja a Badalona después de recibir el alta médica tras casi dos meses fuera desde que se rompiera a mediados de octubre en Bar (Montenegro) durante un partido de temporada regular.

La recuperación ha ido a un ritmo pautado y no se le ha forzado para recuperarse de esa rotura de grado 1 del tendón conjunto isquiotibial de la pierna derecha que le ha tenido parado por primera vez desde que es profesional. Durante este tiempo ha disfrutado desde la banda con el gran juego desplegado por el equipo, pero ahora le toca reintegrarse, porque el equipo va a necesitar.

Antes de viajar rumbo a Barcelona, Alberto afirmaba que "estoy contento, por fin me reincorporo con mis compañeros. Mejoro en cada entrenamiento, cada sesión estoy mejor aunque cuesta coger el ritmo para estar totalmente afianzado como está el equipo. Pero cada día me siento mejor", tranquilizaba el director de juego.

El malagueño no pudo acudir a la ventana con la selección española por su lesión, seguramente hubiera estado en la lista de Sergio Scariolo, como sí han estado siete de sus compañeros. Pero Alberto confía en que no sea un obstáculo para competir en Badalona: "Cuesta cambiar de dinámica y cambiar de chip rápido, pero el compromiso de los compañeros es grandísimo. Están 100% pensando en el equipo".

La reaparición de Alberto Díaz será simbólica. El 26 de abril, jornada 31 de la ACB 2011/12, jugó su primer partido con la camiseta del primer equipo del Unicaja. Le dio la alternativa, precisamente, Luis Casimiro, en una situación delicadísima, con el club jugándose la Euroliga. Jugaba el Unicaja en Badalona, en el Palau Olimpic. Perdió con cierta holgura. Alberto jugó el primero de los más de 200 partidos que lleva con la camiseta del Unicaja a sus 24 años.

Casimiro, en situación desesperada, apartó a Kristaps Valters y dejó en el banquillo a Rowland. Su solución de emergencia, que empleó más de una vez en los otros tres partidos que quedaban para acabar la temporada, fue colocar a Berni Rodríguez como base y que Alberto le diera refresco. Con el número 25 a la espalda, el pelirrojo, con 18 años recién cumplidos, estuvo en pista 16 minutos, en los que metió cinco puntos y capturó un rebote además de defender con energía. "No valió el corazón y la ilusión de Alberto Díaz", decía la crónica de este periódico aquel día.

Se perdió aquel día, pero vinieron tres victorias salvadoras a continuación ante el Fuenlabrada, en Bilbao y ante el Banca Cívica (ahora Betis) en casa que permitieron mantener la licencia A de la Euroliga, con participación de Alberto en todos los partidos.

"Es una pista muy complicada, están a gran nivel, sacando partidos buenos en su pabellón", decía Alberto sobre el rival verdinegro, que posee un jugador desequilibrante en la posición de base, Laprovittola: "Tiene un talento inmenso, muy desequilibrante, hay que defender como equipo y pararlo lo mejor posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios