Unicaja Baloncesto - Rytas Vilnius

Reválidas e impulsos (20:45)

  • El Unicaja recibe al Rytas Vilnius, ante el que cayó en la primera jornada de la Eurocup

  • Sin Alberto y con Roberts casi descartado, el equipo puede dejar encarrilado el pase al Top 16

Kyle Wiltjer, contemplativo durante un entrenamiento. Kyle Wiltjer, contemplativo durante un entrenamiento.

Kyle Wiltjer, contemplativo durante un entrenamiento. / Javier Albiñana

El primer mes de temporada ha sido intensísimo, prácticamente sin tiempo para respirar ni analizar reposadamente dónde está el Unicaja. Hoy inicia en el Martín Carpena la segunda vuelta de esta Regular Season de Eurocup ante el Rytas Vilnius (20:45, Teledeporte), responsable de su primer borrón. En Lituania corría solo el segundo partido del curso y se vio una cara radicalmente distinta a la del estreno liguero. Una cara fea y que, pasados 12 partidos, por suerte apenas ha aparecido. Llega el equipo con un 9-3 en su historial que a estas escasas alturas y tras un cambio de proyecto resulta esperanzador.

Por no faltar a la verdad, un mes y diez días han transcurrido desde el pistoletazo de salida. Las sensaciones son buenas y el juego engancha, todo con sus matices. Se viene de caer en Burgos, lugar donde a priori se era favorito sin dejar de ser una plaza complicada. Casimiro, exigente en su discurso, lamenta una ocasión perdida de darse codazos con Real Madrid y Barcelona, imbatidos hasta esta semana. Mientras, toca el tema de la defensa: más allá del estilo, de muchas posesiones y tanteos altos, falta por acoplar.

Tampoco ha ayudado la lesión de Alberto Díaz, al que se echa indudablemente de menos en momentos donde se pide un plus de intensidad y cabeza. El malagueño era hasta el día de su rotura muscular el jugador con mejor más/menos de la plantilla. Es decir, el que mayor impacto positivo tenía en sus minutos en pista con un acumulado de 73 puntos (10.4 por partido). Además, el equipo encajaba 78 puntos de media por los 88.2 sin el pelirrojo, con el duelo en Turín como gran rémora para la estadística. Allí tuvo que aparecer la Jaimedependencia para sacar las castañas del fuego.

En Burgos también pesó el poco acierto exterior. Si contra el Unics fue una bendición (46%) en un partido de trincheras, ante el conjunto burgalés fue un suplicio (20%). Altos y bajos en el equipo que han de ir estabilizándose para garantizar el do de pecho en momentos fundamentales. Por lo pronto viene el Rytas Vilnius y ante los lituanos se puede dejar prácticamente sentenciado el pase a la siguiente fase, solo por cuestiones de average y hecatombes.

El choque sirve de reválida, para ver el dónde estuvimos y dónde estamos. Los lituanos, con un balance de 3-2, tratan también de dejar atrás a Mornar Bar (1-4) y Fiat Turín (0-5). Sigue liderando Dominique Sutton, con 13.8 puntos de media y un mínimo de 11 en los cinco partidos que van de Eurocup, y aprovechan los de Adomaitis la irrupción del jovencísimo Sirvydis, un peligro desde el perímetro (9.8 puntos, 53.8% en triples) cosecha del 2000.

También es día de impulsos. Roberts, aún tocado de su golpe en las costillas, se vestirá sin saber si entrará o no, el devenir del partido dirá, con otra oportunidad para Pablo Sánchez. Casimiro anima, reconoce a otros como Dani Díez, y también exige. Paso a paso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios