Alba Berlín - Unicaja Baloncesto | Previa Ser o no ser en Berlín

  • El Unicaja se juega un puesto en semifinales de la Eurocup en un decisivo tercer partido en el Mercedes Benz Arena

  • Momento clave para lavar la mala imagen del segundo encuentro

Dani Díez, Giorgi Shermadini y Brian Roberts, en un entrenamiento reciente en la pista del Martín Carpena. Dani Díez, Giorgi Shermadini y Brian Roberts, en un entrenamiento reciente en la pista del Martín Carpena.

Dani Díez, Giorgi Shermadini y Brian Roberts, en un entrenamiento reciente en la pista del Martín Carpena. / javier albiñana

Siete días después el Unicaja pisa Berlín. El contexto es diferente, no hay red. En el imponente Mercedes Benz Arena se disputa uno de los partidos que marca la temporada. El club de Los Guindos se juega hoy en Berlín el ser o no ser en la Eurocup. Es una de las vías hacia la Euroliga, quizá la más accesible vista la coyuntura. Una eliminatoria equilibrada que se decide en uno de los puntos neurálgicos del continente.

Los de Luis Casimiro aterrizan tras aplicarse un bálsamo en la ACB. Es el cuarto partido en una semana y el viernes ya hubo algún síntoma de que las piernas pesaban. No le sobra nada al equipo malagueño. Carece de una versión sólida y parece complicado que aparezca esta tarde. El primer partido es el fiel reflejo. Dos caras diferenciadas. De un extremo al otro apenas hay metros. A estas alturas el problema es gordo.

La principal preocupación es en el campo propio. Hay una grieta que lastra. El Alba le endosó 90 y 101 puntos, cifras con las que es difícil competir. Tiene recursos ofensivos el Unicaja para ir a guarismos altos, pero debe poner un dique para que los partidos no lleguen a convertirse en una suerte de moneda al aire. Casimiro repetía antes de subirse al avión que los jugadores son plenamente conscientes de la trascendencia del duelo. La defensa será buen termómetro para comprobar si la mentalización es la óptima.

Buen escenario para emerger. Algunos jugadores no asoman la cabeza por el listón que se les puso. El equipo se asienta en la columna vertebral formada por Roberts, Milosavljevic y los pívots (Lessort y Shermadini). El georgiano era uno de los Players to watch [jugadores a los que seguir] marcados por la competición para estos choques definitorios. El poste, muy superior a sus pares, debe otorgar esos puntos fáciles cerca del aro. Ayudan también a que haya más espacio en la maraña germana.

La oportunidad es sustancial para ambos bandos. Para los berlineses es un hito colarse entre los cuatro mejores mientras germinan sus jóvenes talentos en el primer equipo. Es un imperativo para el Unicaja, aunque el valor de estar es alto. En sus más de 40 años sólo accedió a unas semifinales europeas en cuatro ocasiones. De ahí la frustración por el resbalón del viernes. Berlín ofrece redención, pero la cuesta se empina.

Es reiterativo recordarlo, pero hoy es el día más importante de la temporada. Así será sucesivamente si se avanza. Al Unicaja por historia y potencial le saben a poco unos cuartos de final. El Mercedes Benz Arena ofrece un suculento premio. El desafío es mayúsculo para un equipo que pecó de ser imprevisible. Una tarde de esta trascendencia cambia perspectivas. En Berlín hay presente, pero también futuro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios