Alba Berlín - Unicaja Baloncesto

Una grieta de 16 puntos

  • El Unicaja pasó de encajar 79 puntos a 95.5 del Top 16 a cuartos de final de la Eurocup

Saibou, defendido por Sasu Salin. Saibou, defendido por Sasu Salin.

Saibou, defendido por Sasu Salin. / efe

Al Unicaja se le achaca un principal problema en la eliminatoria con el Alba Berlín. El equipo malagueño está sabiendo contener a los alemanas, que metieron 192 puntos entre los dos partidos. 101 en el Carpena, donde el club de Los Guindos nunca había recibido tres cifras en competiciones europeas.

Nunca hubo un cerrojo en el aro propio a lo largo de la temporada, aunque sí se exhibió un nivel más acorde. Una ausencia de solidez atrás que está lastrando sobre manera, más cuando en ataque tampoco funciona el engranaje. Un apartado donde el Unicaja siempre estuvo en las posiciones preferenciales en la Eurocup, junto con los alemanes. Hay un dato que llama poderosamente la atención en la faceta defensiva. El equipo cajista encajó 79.8 puntos de media en la fase de grupos del segundo torneo continental. Experimentó una leve mejoría en el Top 16, empañada por el último partido en Belgrado –con la clasificación matemática–, donde el Estrella Roja metió 104. En cuatro de los seis partidos, el conjunto rival no sumó más de 75 unidades. Los de Casimiro ganaron varios encuentros capitales en tanteos bajos.

Una línea ascendente que tocó techo en estos cuartos de final. Una grieta que se marcha hasta los 16.5 puntos de diferencia, de 79 a 95.5, que serían en torneo a cinco, seis o siete canastas más por partido, depende de la valía. Una rémora importante para competir por un puesto entre los cuatro mejores. "Se suele destacar la actitud pero yo diría que lo principal es la concentración, hay que estar con la activación mental idónea", decía el técnico cuestionado por el tema. Un agujero que urge cerrar en una noche decisiva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios