Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Unicaja

Jaime Fernández salvó la medalla de oro del Mundial en un robo a su casa

  • El madrileño contó la historia completa en el programa de 'Colgados del Aro' que presentan Iturriaga y Daimiel

Jaime Fernández estuvo en el programa de 'Colgados del Aro'.

Hay historias sorprendentes que se conocen con el paso del tiempo. No ha hecho falta mucho en este caso y es que Jaime Fernández contó una anécdota bastante sorprendente (ver en el vídeo inferior) y que en la última época está siendo tristemente habitual en los deportistas profesionales. En su paso por el programa de YouTube Colgados del Aro, espacio patrocinado por Juanma Iturriaga y Antoni Daimiel, el madrileño dio a conocer que le robaron en su piso del paseo marítimo hace unas semanas. 

"Os voy a contar una cosa que no sabe mucha gente. Hace un mes o así me robaron en casa. Tenía una caja fuerte al lado de esto y los ladrones no se la llevaron. Se llevaron muchas cosas, pero por lo menos la medalla me la dejaron. Fue muy respetuosos (risas)", decía en referencia al metal dorado que le dio la FEB (junto a Alberto Díaz y Paco Aurioles) por participar en las ventanas de clasificación al Mundial: "Fue de lunes a miércoles, no me enteré. Lo dejaron todo bastante bien recogidito. Se llevaron la caja fuerte, un reloj que tenía más o menos bueno. Me dejaron la casa bastante ordenadita, no me di cuenta". 

El jugador del Unicaja fue cuestionado sobre su descarte en la última criba antes del campeonato. "Había mucha gente que me intoxicaba la cabeza que me decía que iba a entrar y me hicieron decepcionarme mucho más", explicaba el cajista, que contaba cómo vivió el éxito: "Siendo 100% honesto, me alegré más que nunca del título. Vi las semifinales como si estuviera en el banquillo. Cuando ganaron fue una alegría muy grande para mí, no me fui con ellos a celebrarlo porque estaba de pretemporada. Me hubieran dado ganas". 

La versatilidad, en esta ocasión, le afectó de manera negativa. "Las razones que me dio Sergio fueron esas. Quería un base más puro y veía a Quino Colom como un base más puro. Por el camino que había hecho Quino en las ventanas, que fue espectacular, y creo que sí me perjudicó un poquillo", aseguraba Jaime Fernández, que daba detalles sobre su reconversión: "Esta temporada he estado jugando desde hace cuatro o cinco meses al base y la verdad es que me he encontrado muy cómodo. Ya soy más uno que dos porque he estado muy cómodo, me canso un poco más y para el ataque estoy menos fresco. Pero tengo la libertad de decir que la jueguen otros y descansar un poquito. En el dos soy más ejecutor, voy a buscar más el aro y a generar para los compañeros. En el uno pienso más en el momento del partido, en el equipo, hablo más con el entrenador y es un poco más cansado, pero es más gratificante. Me gusta un poco más".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios