Unicaja Baloncesto | Lesión Alberto Díaz Alberto, en los metros finales

  • El malagueño está cerca de reaparecer tras tres meses fuera

  • Ya entrena con el grupo, aunque a menor ritmo y sin hacer las sesiones completas

Alberto Díaz dialoga con Luis Casimiro en el parqué del Carpena. Alberto Díaz dialoga con Luis Casimiro en el parqué del Carpena.

Alberto Díaz dialoga con Luis Casimiro en el parqué del Carpena. / javier albiñana

El próximo martes se cumplen exactamente tres meses desde que Alberto Díaz resbaló con una pegatina de la publicidad en La Fonteta y recayó de la rotura muscular en el isquiotibial de la pierna derecha de la que había reaparecido siete partidos antes. El malagueño afronta ahora la recta final de su segunda recuperación, listo para volver de cara al cierre de la temporada.

El base ya se incorporó esta semana al grupo en los entrenamientos. Aún no los hace a la misma intensidad que sus compañeros, ni tampoco completos. No obstante, sus sensaciones son buenas. "Día a día vamos mirando, ya no me planteo nada. A ver cuándo pueden llegar", decía Casimiro hace unos días para hablar sobre su estado y el de Jaime Fernández.

Alberto va algo por delante. Las previsiones en el club cajista es que pueda reaparecer con seguridad, si no hay ningún contratiempo en estos días, frente al Divina Seguros Joventut. Casualidades del destino, de la anterior rotura regresó en Badalona. Sea como fuere, no se le descarta para el partido con el Tecnyconta Zaragoza, aunque es un escenario con menos probabilidades. No influye mucho que Boatright, el jugador que vino a cubrir su ausencia, también sigue fuera por un esguince en el tobillo.

Está siendo una temporada atípica para el malagueño. Jugó 198 partidos de forma ininterrumpida en el Unicaja desde que retornó de un par de cesiones, pero este curso se paró el contador. Se perdió 30 choques y jugó 14, cifras que ayudan a poner en perspectiva el tiempo que se ha tirado fuera. Se perdió lo más importante en la Eurocup y también la Copa del Rey. Ahora llega para la parte final de la ACB, donde hay bastante en juego, aunque si el Valencia Básket gana el segundo torneo continental el camino a la Euroliga estará taponado.

"Ha sido extraño, un poquito largo, me ha costado anímicamente porque uno quiere estar con el equipo", explicaba en una entrevista con este medio antes de reaparecer ante el Joventut. Ahora enfila los últimos metros para volver a experimentar esa sensación. Atrás quedan semanas de trabajo duro en la sombra con una lesión compleja. La salida del túnel está más cerca para Alberto Díaz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios