Unicaja

El Valencia Básket espera en La Fonteta con la moral por las nubes

  • Los de Jaume Ponsarnau, rival el domingo del Unicaja, pasaron muy por encima del Madrid en la capital

Bojan Dubljevic celebra un triple. Bojan Dubljevic celebra un triple.

Bojan Dubljevic celebra un triple. / euroleague

El Valencia Básket se dio un alegrón en la capital de España, un partido que puede marcar el devenir de un proyecto muy pujante. Le ganó con mucha suficiencia al Real Madrid a domicilio (77-90) y, aunque es pronto, dio un golpe sobre la mesa. Un partido en el que se pudo calibrar con exactitud el potencial de la plantilla taronja, que este verano sumó a jugadores de calibre europeo. Poco pudieron hacer los de Pablo Laso, que, por momentos, fueron vapuleados. Los valencianos, rival del Unicaja este domingo en La Fonteta, llegaron a ir ganando por 25 puntos (55-80). 

El triunfo fue coral, muestra de ello es que todos los que estuvieron en pista anotaron a excepción de Jaime Pradilla (no llegó a dos minutos). Pero sobresalió Bojan Dubljevic, que metió seis triples y pasó por encima de Tavares. Se fue hasta los 24 puntos el montenegrino, que exhibió esa versión devastadora que ya no muestra con tanta asiduidad. Bien acompañado por su pareja en el pívot, Mike Tobey, que se quedó en 14 tantos y cinco rebotes. Se combinaron para anotar 38 puntos, haciendo mucho daño en la pintura. El doble doble acarició Nikola Kalinic, con 10 y ocho. No saltó a pista Vanja Marinkovic

Se mostraba muy contento Ponsarnau, que tiene al Valencia Básket líder de la Euroliga tras dos choques. "Empezamos el partido de tú a tú, encontrando defensa, encontrando ataque. Era difícil contra los dos mejores defensores de Europa, Campazzo y Tavares, pero encontramos nuestro baloncesto. Tuvimos puntos de inflexión especialmente gracias a los triples de Dubljevic y eso nos permitió encontrar espacios para que otros jugadores entraran en el partido. Fuimos valientes y en los momentos que tuvimos dificultades encontramos siempre jugadores valientes", dijo el de Tárrega. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios