Vivir

Escolares rondeños ‘compran’ un Murillo

  • Alumnos del colegio Juan de la Rosa se acercaron a la pintura con una obra original

Alumnos disfrazados de personajes de cuadros famosos Alumnos disfrazados de personajes de cuadros famosos

Alumnos disfrazados de personajes de cuadros famosos

El colegio Juan de la Rosa, propiedad de la Fundación Unicaja, está celebrando en estos días su semana cultural, dedicada en esta ocasión a Andalucía en el Prado y andaluces en el Prado, siendo la pintura la gran protagonista. Durante la actividad los alumnos tendrán la oportunidad de conocer diferentes aspectos relacionados con la pintura, no solo con sus creadores, sino también con todo el mundo que hace que siga viva o el movimiento económico que genera, como es el caso de la compra y venta de obras de arte.Precisamente, en este ámbito la ciudad del Tajo cuenta con uno de los anticuarios más importantes de Andalucía, José Muñoz, que recientemente ponía en marcha una empresa de subastas de arte, Isbilya, que en la actualidad está situada entre las tres más importantes de España y la única radicada en Andalucía.Muñoz se guardó bajo la manga una sorpresa que no conocían en el centro y que hizo las delicias de todos, incluidos los propios profesores: se presentó a dar su conferencia con un Murillo original, para alegría de todos.

La intención estaba clara y Muñoz logró de lleno conseguir la atención de los alumnos presentes en el salón de actos ante la posibilidad de poder contemplar una obra de arte de esta relevancia en su propio colegio y poder participar en la compra de la misma, ya que les tenía reservada al final de su intervención la simulación de una subasta de la pieza como si realmente estuviesen participando en la puesta a la venta de la misma.

Eso sí, previamente tuvieron la oportunidad de conocer el procedimiento que se tiene que seguir antes de poder subastar una obra de arte, los exámenes a los que deben ser sometida y los certificados de autenticidad que debe tener para poder ser subastada como auténtica, como era el caso del mencionado Murillo.

Tras conocer los detalles, contados de una forma cercana que hizo a los alumnos prestar toda su atención, tocó el turno de tratar de hacerse con dicha obra, algo a lo que animaron las subastadoras profesionales que también se desplazaron hasta el colegio y que forman parte del equipo de Muñoz, que lleva 50 años inmerso en el mundo del arte y su recuperación.

Los escolares entraron pronto en el fragor de la batalla por adquirir la pintura, que terminó siendo vendida en el simbólico precio de 500.000 euros, en el que las paletas dejaron de levantarse y fue adjudicado.“A los alumnos les gustó mucho la actividad, han salido muy contentos”, relataba directora del centro, María Isabel Martínez, que reconocía que Muñoz había sabido conectar con los alumnos para hacerles partícipes de una forma muy práctica de esta parte del mundo de las obras de arte.

Un momento del acto Un momento del acto

Un momento del acto

Además, también diferentes alumnos acudieron ataviados con trajes emulado a pintores o personajes de sus cuadros, conformando su propio cuadro infantil. Una semana en la que además tendrán la oportunidad de aprender a interpretar un cuadro, asistir a ponencias sobre los pequeños copistas del Prado o abordar el desconocido mundo de los museos, en el que se contará hoy con la presencia de Juan Alberto Soler-Miret, pintor y conservador técnico de arte.

Todo ello enmarcado dentro de un amplio programa de actividades que pretende acercar el mundo de la pintura y todos los aspectos que se relacionan con ella a los más pequeños, que de este modo de acercan de forma práctica a la cultura para tratar de crear en ellos el interés y curiosidad por saber más acerca de este mundo de las artes españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios