Vivir

Merchán abre el Carnaval de Málaga en la calle con un pregón hecho espectáculo

  • El murguista incluyó a su grupo en la disertación y añadió el recurso de las parodias

Si combinamos el cuento de Alicia en el país de las Maravillas, al pregón del Carnaval y una actuación de un grupo de canto, el murguista Miguel Ángel Merchán es capaz de crear maravillas en apenas una hora. La original puesta en escena del pregonero de la fiesta del invierno cálido sorprendió a los presentes por su alta dosis de humor y espectáculo, uno de los sellos más destacados del carnavalero.

Revestido como Alicio y rodeado de los diferentes personajes de la historia de C.S. Lewis entre los miembros de su murga, Merchán aprovechó para poner su corazón y explicar su visión de la fiesta de febrero:“el Carnaval ha conseguido poco a poco ser mi mundo, ese en el que te refugias para ser cada año un personaje nuevo”. Tras repasar su trayectoria a través de los tipos usados en sus veinte años sobre las tablas, Merchán comenzó la actuación con una presentación acompañado por el resto de su grupo.

“El Carnaval es libertad de expresión, alegría, sátira, picaresca, crítica, tristeza, manifestación... El Carnaval es más necesario de lo que creemos”, expresó Merchán para reivindicar, al igual que hace sobre las tablas, asuntos sociales como la cadena perpetua, la explotación laboral o el maltrato. Entre parodias, usando uno de los recursos propios del cuarteto, incluyó dos cuplés para uno de los temas estrellas del pasado COAC: los carteles de la Semana Santa y el Carnaval. Ante esta situación, el presidente de la Fundación del Carnaval, Rafael Acejo, hizo un cameo y fue retirado dentro del espectáculo por los responsables de seguridad del recinto.

Tras una última parte de parodia, el pregón continuó con un tradicional popurrí entre los que Merchán destacó que “El Carnaval es mi mundo, y termina este pregón, y la calle es mía” para finalizar por todo lo alto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios