Festival de San Sebastián

Ryan Gosling, estrella de una jornada sin brillo

  • El canadiense presenta en San Sebastián 'First Man', la película de Demian Chazelle en la que da vida a Neil Armstrong. En la sección oficial se exhibieron 'Le cahier noir', de la chilena Valeria Sarmiento, y 'The Black Book', del belga Feliz van Groeningen.

Claire Foyle y Ryan Gosling, en la presentación de 'First Man' en el Festival de San Sebastián. Claire Foyle y Ryan Gosling, en la presentación de 'First Man' en el Festival de San Sebastián.

Claire Foyle y Ryan Gosling, en la presentación de 'First Man' en el Festival de San Sebastián. / Mario Peralta, EFE

El actor canadiense Ryan Gosling se convirtió este lunes en la estrella indiscutible del Festival de Cine de San Sebastián, en una jornada con dos propuestas muy distintas a competición por la Concha de Oro que no terminaron de convencer a la crítica.

Fuera de concurso, Gosling llegó a la ciudad vasca para presentar First Man, la película de Demian Chazelle en la que da vida a Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna en 1969, un filme que ya ha pasado por los festivales de Venecia y Toronto.

Acompañado por su compañera de reparto Claire Foy (The Crown), que da vida a la mujer del astronauta, Gosling destacó la búsqueda del hombre detrás del mito de Armstrong y el intento de transportar al público a la Luna durante la película. Un proyecto que vivió como "una gran oportunidad pero una mayor responsabilidad". "El mayor desafío es que los hijos de Armstrong iban a ver la película y, en ella, un cierto reflejo de sus padres".

Para sumergirse en el Armstrong como ser humano, Gosling se sometió a una exhaustiva investigación sobre su vida familiar, la relación con su esposa Janet y sus hijos o un momento tan trágico como la pérdida de su hija Karen.

Al mismo tiempo, la película apuesta por escenas de misión espacial rodadas "para que el público pueda sentir que va a la Luna". Experimentando la claustrofobia del traje espacial y de la cápsula dentro del cohete, así como el miedo, la angustia y los dilemas a los que se enfrentaba el astronauta, que ya había perdido a varios compañeros en las pruebas de la misión.

Chazelle, con quien Gosling ya trabajó en un registro muy distinto en la oscarizada La la Land, permite también imaginar algunos detalles que se desconocen de la historia, como qué hizo Armstrong en los momentos que pasó solo sobre la superficie lunar.

Gosling evita las polémicas, las conspiraciones y a Trump

Gosling, sin embargo, evitó entrar en polémicas sobre teorías conspiratorias, como las que defienden que las imágenes fueron un montaje dirigido por Stanley Kubrick, o sobre patriotismo. Así, no entró en el debate desatado por el presidente estadounidense, Donald Trump, que dijo que no vería la película porque no aparece el momento en que se planta la bandera estadounidense en la Luna, crítica que pareció secundar en Twitter el propio compañero de Armstrong en la misión del Apolo XI, Buzz Aldring, interpretado en la película por Corey Stoll (House of Cards).

"Este debate está casi totalmente dominado por quienes no han visto la película. La película habla por sí sola", se limitó a decir el actor.

Dos propuestas muy diferentes a concurso

Gosling y Foy brillaron en una jornada en la que dos propuestas muy diferentes se exhibieron a concurso.

La chilena Valeria Sarmiento sorprendió sin convencer a la crítica con Le cahier noir / The Black Box, una historia de aventuras protagonizada por una mujer en la Francia revolucionaria del siglo XVIII al más puro estilo del folletín de los escritores románticos. "Es importante contar historias de mujeres aunque sean de siglos pasados porque permiten tener una reflexión del papel de la mujer en la historia", dijo la realizadora (Valparaíso, 1948), conocida por una perspectiva de género en sus películas que se remonta al primero de sus trabajos a comienzos de los años 70.

La cinta cuenta las aventuras de un huérfano y su nodriza, ambos de orígenes inciertos, en una historia en la que se ve desfilar a personajes históricos como Napoleón o María Antonieta. Se trata de una adaptación de El libro negro del Padre Dinis (1855) del escritor romántico portugués Camilo Castelo Branco, precuela de Los Misterios de Lisboa (1854), llevada al cine y también a este festival en 2010 por el marido de la cineasta, el fallecido realizador chileno Raúl Ruiz.

La segunda propuesta a competición fue Beautiful Boy, del belga Feliz van Groeningen, que se basa en el libro homónimo de las memorias de David y Nick Sheff para sumergirse en la desgarradora historia de este padre e hijo y su larga lucha contra la adicción a las drogas. La dramática historia está protagonizada por Steve Carrell, ganador de un Globo de Oro por la serie The Office, y el joven Timothée Chalamet (Call me by your name), que parece estar dejando de ser una promesa para convertirse en un actor de peso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios