Jornadas de la APIE y la UIMP

Caixabank aplaude la nueva ley de hipotecas

  • El presidente de la entidad, Jordi Gual, incide en la importancia de hacer "banca responsable" y alerta de los "efectos nocivos del cortoplacismo".

  • No cobrará a los clientes por los depósitos a pesar del prologado escenario de bajos tipos de interés.

El presidente de Caixabank, Jordi Gual, en el curso de la APIE que se celebra en Santander. El presidente de Caixabank, Jordi Gual, en el curso de la APIE que se celebra en Santander.

El presidente de Caixabank, Jordi Gual, en el curso de la APIE que se celebra en Santander. / Román G. Aguilera / Efe

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha ofrecido hace unos minutos su positiva visión sobre la nueva ley hipotecaria, impulsada por el Gobierno de Pedro Sánchez. "Es bienvenida. Es una ley que ha sido ampliamente discutida y se ha hecho con mucho cuidado. Aportará seguridad jurídica", resumió el directivo.

Gual descartó que los costes que la nueva norma obliga a asumir a los bancos o el prologando escenario de bajos tipos de interés repercutan en el precio de las hipotecas de la entidad. "La política de Caixabank es revisar los precios cada cierto tiempo, pero se estudian muchos factores, como lo que están haciendo los rivales competidores. Es una política dinámica", explicó.

El directivo de Caixabank también ha rechazado cobrar a sus clientes por sus depósitos por el nuevo retraso en la subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), como ayer anunció su presidente Mario Draghi. "Los tipos son una situación anómala que no debiera prolongarse mucho más en el tiempo y que nosotros no nos hemos planteado, en absoluto, trasladar a la clientela", afirmó.

Gual también descartó que esta decisión obligue a modificar su nuevo Plan Estratégico 2018-2021, ya que la hoja de ruta también valoraba que esta situación pudiera alargarse. "En todo caso, modificaremos nuestra estrategia comercial para lograr los objetivos. Caixabank ha demostrado que tenemos una gran capacidad de resistir un escenario prolongado de bajos tipos de interés. Tenemos una amplia paleta de colores en nuestros productos y una gran relación con nuestros clientes, con mucha fidelidad", afirmó. 

Mejorar la reputación

El presidente de Caixabank analizó varios temas que afectan al sector financiero en el seminario Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), y patrocinado por el BBVA.

Entre estos temas, se centró especialmente en la necesidad de hacer banca responsable y sostenible, a la vez que se mejora la reputación general de la banca, muy dañada tras los años de la gran crisis económica.

"Hemos incidido en ello en nuestro plan estratégico. Los beneficios son importantes, pero sólo son un medio para lograr un objetivo más amplio y profundo, como es mejorar el bienestar de todo el entorno", recalcó.

Gual alertó de los nocivos efectos que tienen las estrategias cortoplacistas para el sector financiero y recordó la sólida apuesta de su entidad por el largo plazo. "Esta orientación acaba siendo mejor también para los titulares de acciones", afirmó.

Mantener el espíritu original

El presidente de Caixabank insistió en que la entidad sigue funcionado bajo el espíritu de su nacimiento en 1909, cuando tras la Semana Trágica de Barcelona, la sociedad civil se unió en un proyecto que "ayudara a las capas sociales más desfavorecidas"

Caixabank logró un beneficio de 1.985 millones de euros en el pasado ejercicio, un 17,8% más que en 2017.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios