Opinión

Y el PP se desangró

  • Los socialistas son los grandes vencedores. Cuatro escaños y colocan a sus tres senadores en el Parlamento nacional. ¿Méritos propios o deméritos ajenos? Hoy no importa

Papeletas en un colegio electoral Papeletas en un colegio electoral

Papeletas en un colegio electoral / Marilú Báez

El reguero de heridas que las elecciones generales le dejan al PP de Málaga es enorme. Y aunque el discurso que sus dirigentes acuñarán desde el primer momento es que no son comparables los resultados, lo cierto es que el partido llegará muy debilitado a la próxima cita electoral, la del 26 de mayo, la que debe renovar los alcaldes de la provincia.

Ciudadanos es, a día de hoy, es la primera fuerza de la derecha en Málaga y derrota a los populares en municipios tan significativos como Marbella, Alhaurín de la Torre o Rincón de la Victoria, por citar tres ayuntamientos en los que gobierna la formación que lidera Elías Bendodo. Los naranjas suben tres puntos porcentuales, unos 33.000 votos más que en 2016. Pero el problema no es tanto el crecimiento de los naranjas, sino que la formación de Pablo Casado se ha dejado en este camino unas 115.000 papeletas. El culpable de esta sangría no es otro que Vox.

La formación de Santiago Abascal en esta provincia supera en más de 3 puntos el porcentaje medio de apoyo que consigue en España. Hace unas semanas anunció que se presentaría en 17 localidades el próximo 26 de mayo. En una de ellas, una de las más simbólicas por los años que lleva el frente del gobierno municipal el PP, Benahavís ha sido la primera fuerza política. En otras como Mijas o Manilva, son los terceros. Demasiados avisos para navegantes sobre los estragos que pueden causar Vox en los caladeros tradicionales del Partido Popular.

Ni siquiera De la Torre podrá dormir tranquilo. El PSOE ha vencido en estas generales en la capital, pero Ciudadanos es la segunda fuerza. En un distrito tan significativo como el Este, donde en las pasadas generales más del 52% de los votantes se decantaron por las listas de Rajoy, ahora los apoyos han sufrido un brusco descenso de más de 20 puntos.

Los socialistas son los grandes vencedores. Cuatro escaños y colocan a sus tres senadores en el Parlamento nacional. ¿Méritos propios o deméritos ajenos? Hoy no importa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios