Felipe VI

El Rey y Mas coincidirán en Gerona el jueves

  • El Gobierno catalán descarta una reunión formal aprovechando un acto con emprendedores Urkullu reclama "voluntad de escuchar"

Comentarios 2

La agenda es sintomática: Cataluña será el destino del primer viaje de don Felipe y doña Letizia como Reyes, quienes previsiblemente coincidirán en Gerona con el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Será el próximo jueves, para cumplir con su cita anual en la entrega de los premios de la Fundación Príncipe de Gerona, una iniciativa impulsada personalmente por don Felipe y su esposa para promover iniciativas de jóvenes emprendedores.

El acto de entrega tendrá lugar durante una cena en el Palacio de Congresos de Gerona, a la que asistirán unas 200 personas y que ofrecerá además a don Felipe y doña Letizia la ocasión de coincidir con Mas, a quien se espera en esta ceremonia, aunque aún no esté confirmada oficialmente su presencia.

El Ejecutivo catalán considera que sería una buena ocasión para que Felipe VI mantuviera una conversación con el presidente de la Generalitat, si bien parece descartado que pueda haber una reunión formal ese día.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y Mas no se citaron para una entrevista entre ambos en la breve conversación que mantuvieron el jueves con motivo de la proclamación del Rey, han asegurado fuentes del Ejecutivo a Efe, coincidiendo con la versión que ha transmitido la propia Generalitat de Cataluña.

Rajoy y Mas se vieron en la recepción celebrada en el Palacio Real tras el acto del Congreso, pero mantuvieron una charla de escasos minutos en la que no se planteó una futura reunión. El portavoz del gobierno autonómico, Francesc Homs, calificó ayer el encuentro de "protocolario", mientras que desde Moncloa se aseguraba que no produjo ningún resultado especial.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría fue preguntada por la actitud que mostró Mas durante la proclamación del Rey, su decisión de no aplaudir el discurso de Felipe VI ante las Cortes Generales al que asistía como invitado. Pero la número dos del Ejecutivo Santamaría devolvió la pelota al tejado del president. "Es él el que debe dar cumplidas explicaciones si lo cree oportuno. Si me piden un barómetro sobre el respeto institucional, ese es el cumplimiento de las leyes", respondió.

La vicepresidenta también ha sido preguntada sobre la influencia que pueda tener Felipe VI para facilitar un diálogo entre las dos partes, el Gobierno y la Generalitat. El Rey proclamó ayer en su discurso ante las Cortes tras jurar el cargo su fe en una España "unida y diversa". "Cabemos todos", aseguró. "Caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben todas las formas de sentirse español", dijo. Santamaría subrayó que la Constitución establece "claramente" las funciones del Rey "como árbitro y moderador de las instituciones".

Don Felipe VI también deberá terciar ante otro de los líderes autonómicos que le negó el aplauso durante su proclamación, el lehendakari, Íñigo Urkullu.

El dirigente peneuvista intervino ayer en el acto de celebración del 25 aniversario del Defensor del Pueblo Vasco, en el Parlamento de Vitoria. Y no desaprovechó la ocasión para dejar patente su descontento. "En lo que hace referencia al modelo de Estado -apuntó Urkullu- hoy seguimos como anteayer y eso me preocupa. Ojalá podamos entre todos construir los puentes necesarios para el entendimiento y el acuerdo". "Ha empezado un nuevo tiempo pero aún no tenemos noticias de cambio. Estamos ante una transformación inevitable", insistió el lehendakari, quien dijo que para atender a las peticiones de reforma de modelo es necesaria "voluntad de escuchar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios