Toros en Málaga | El último tercio

Una retirada por sorpresa en un cierre descafeinado

  • Santana Claros protagonizó una de las imágenes de la Feria al arrancarse la coleta y lanzarla al ruedo. Dejaba el toreo

El novillero malagueño Santana Claros no tuvo su tarde soñada y decidió cortarse la coleta tras matar al cuarto de la tarde. El novillero malagueño Santana Claros no tuvo su tarde soñada y decidió cortarse la coleta tras matar al cuarto de la tarde.

El novillero malagueño Santana Claros no tuvo su tarde soñada y decidió cortarse la coleta tras matar al cuarto de la tarde. / Jesús Mérida (Málaga)

La resaca taurina tras más de una semana de festejos en la que ninguna corrida fue redonda –ni en asistencia ni artísticamente– hizo que al inicio de la última de abono la plaza solo registrase un tercio de entrada en una tarde en la que hicieron el paseíllo dos novilleros de la tierra y otro joven mexicano conocido por la afición de Málaga, donde el pasado año logró alzarse con el triunfo en el XIII Certamen Internacional de Escuelas Taurinas "La Malagueta".

En los minutos previos, en los alrededores de la plaza algunos turistas y jóvenes aprovechaban para comprar a última hora una entrada para el festejo. En la calle Maestranza, aficionados de todas las edades esperaban la llegada de los novilleros al patio de cuadrillas. Una escena que se repite año tras año y en la que los más pequeños que sueñan con ser toreros buscan el saludo cómplice del diestro. En busca de ese sueño, un niño insistía a su padre que le comprase un capote al pasar por la calle Manuel Martín Estévez. Allí, el puesto de artículos taurinos del exnovillero rondeño El Chiqui era uno de los lugares donde más personas se acercaban. Camisas, llaveros o capotes eran algunos de los productos por los que más se interesaba todo aquel que pasaba.

Los tendidos de sombra presentaron un aspecto de casi lleno. Los tendidos de sombra presentaron un aspecto de casi lleno.

Los tendidos de sombra presentaron un aspecto de casi lleno. / Jesús Mérida (Málaga)

En el ruedo, el transcurso de la novillada dejó el que probablemente fue uno de los momentos de la Feria. Tras acabar con la lidia del cuarto de la tarde, el malagueño Santana Claros se arrancó la castañeta y la lanzó al ruedo. Dejaba el toreo. Un año a la espera de una oportunidad que resultó frustrada. El devenir de la tarde condicionaba su futuro y las cosas no funcionaron. Ponía fin a un sueño que comenzó con la misma edad de aquellos niños que hoy le esperaban a las puertas de la plaza.

Durante su entrada enrabietada al callejón no tuvo palabras ni miradas para nadie. Brazos sobre las tablas, mirada perdida y cabeza baja. Ese era el retrato de un torero al que sólo se acercó en un primer instante el banderillero Juan José Trujillo. La historia se repetía. Quien hace 18 años se cortase la coleta y la enterrase en el ruedo de La Malagueta tras su última actuación como matador era ahora testigo de una situación similar. Él mejor que nadie sabía lo que podía sentir Santana en ese momento. No obstante, en esos momentos de consuelo también hubo tiempo para recordarle la dureza del mundo del toro y que esto no es camino de rosas.

Sin embargo, el destino es caprichoso y ante la imposibilidad de Juan Carlos Benítez de torear su segundo novillo –tuvo que ser tratado por mareos y deshidratación tras la muerte del primero– Santana tuvo que volver a torear sobre el mismo ruedo que escasa media hora antes había dicho que lo dejaba. Esta vez sí acompañó más el animal de salida y La Malagueta se entregó con el novillero formado en la Escuela Taurina de Málaga.

Benítez tuvo que entrar a la enfermería por mareos tras lidiar su primer novillo. Benítez tuvo que entrar a la enfermería por mareos tras lidiar su primer novillo.

Benítez tuvo que entrar a la enfermería por mareos tras lidiar su primer novillo. / Jesús Mérida (Málaga)

En cuanto a los asistentes al festejo, en distintas contrabarreras del callejón se encontraban el matador de toros Andrés Torres El Monaguillo –uno de los ídolos locales en la década de los 60–; el diputado de Cultura, Víctor González; el director de la Escuela Taurina de Málaga, Óscar Plaza; el director artístico de la misma y matador de toros, Fernando Cámara; el consejero consultivo del Málaga Club de Fútbol, Francisco Martín Aguilar; el director médico de Asisa en Málaga, Francisco Miralles y el hermano mayor de la Hermandad de la Sentencia, José María Romero, entre otros. Asimismo, algunos de los rostros que se pudieron ver en los tendidos fue el del artista francés Loren Pallatier o el banderillero Javier Ambel, quien el martes hizo el paseíllo en La Malagueta a las órdenes de Miguel Ángel Perera.

Por su parte, esta tarde a las 19:30 será la primera semifinal del XIV Certamen Internacional de Escuelas Taurinas, el cual se prolongará hasta el próximo domingo 25.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios