Málaga

El Ayuntamiento de Málaga permitirá realizar obras de escasa entidad sin ningún permiso

  • Se aplica a actuaciones que no modifiquen la distribución de una vivienda o edificio

  • Quedan exentos inmuebles del Centro histórico y aquellos que estén protegidos

Vista de Málaga. Vista de Málaga.

Vista de Málaga. / Javier Albiñana

El Ayuntamiento de Málaga da una nueva vuelta de tuerca en su apuesta por simplificar los procedimientos para la ejecución de obras en los edificios. Para ello, tal y como ha dado a conocer este viernes el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, se van a ajustar a las últimas modificaciones de la legislación urbanística realizadas por la Junta de Andalucía, que permiten al Consistorio reducir los trámites que deben seguir los ciudadanos.

Una de estas variaciones va a hacer posible que un vecino pueda ejecutar la reforma de un baño o de una cocina sin necesidad de contar con licencia previa o con declaración responsable. Eso siempre que los trabajos sean de una entidad menor, sin que impliquen modificar la distribución de la casa y no afecten a un edificio protegido, Bienes de Interés Cultural o su entorno. Es decir, nunca se permite esta posibilidad en el Centro histórico. 

Urbanismo amplía, además, los supuestos en los que los vecinos podrán afrontar obras mediante una declaración responsable. Entre las mismas se incluyen las que siendo de escasa entidad constructiva y sencillez técnica "no requieran de un proyecto técnico, en cualquier clase de suelo".

También aparecen las obras y los cambios de uso en edificaciones e instalaciones existentes, aunque requieran proyecto técnico, siempre que el edificio esté legalizado, esté en suelo urbano consolidado y que las obras no alteren la ocupación, la altura del edificio o instalación, su edificabilidad o el número de viviendas. A estos supuestos se suman el de las obras que no afecten a un edificio protegido ni al subsuelo en zona de protección arqueológica.

La exigencia de licencia municipal afecta a las nuevas construcciones, ampliaciones, cambio de uso característico del edificio e intervenciones en edificios existentes cuando se alteren los parámetros de ocupación y altura, incrementen la edificabilidad o el número de viviendas. También será necesaria cuando se precise un proyecto de edificación visado o la edificación esté situada en suelo urbano no consolidado, suelos de desarrollo o suelo no urbanizable.

Finalmente, tal y como ha indicado Lopez, el 100% de los supuestos de ocupación y utilización de los edificios e instalaciones "no necesitará esperar al otorgamiento de una licencia municipal, ya que cuando la obra en cuestión finalice, tanto si ha necesitado licencia como si únicamente ha tenido que presentar una declaración responsable de obras, siempre que la obra ejecutada se ajuste a dicha licencia o a lo declarado, solo será necesario presentar declaración responsable con la documentación obligatoria para poder hacer uso de las obras o edificación realizada".

Para facilitar este conjunto de trámites y para que la ciudadanía tenga plena seguridad de que su licencia, declaración responsable de obras, o declaración responsable de ocupación es correcta, la Gerencia de Urbanismo ha elaborado unos formularios que estarán publicados en la página web municipal, donde se recogen qué documentos hay que adjuntar según el tipo de obra o intervención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios