Málaga

El Ayuntamiento denuncia el alquiler con fines turísticos de una VPO de Nosquera

  • Solicita a la Junta de Andalucía que lo investigue tras detectar que el piso fue inscrito en el registro andaluz el 4 de abril

Comentarios 1

El fenómeno de la vivienda turística llega al campo de las VPO. El Ayuntamiento de Málaga acaba de denunciar ante la Junta de Andalucía al propietario de un piso de la promoción pública de la calle Nosquera después de que el inmueble, desde el pasado 4 de abril, aparezca inscrito para su alquiler con fines turísticos. Así lo confirmaron a este periódico tanto el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, como el gerente del Instituto Municipal de la Vivienda, José María López Cerezo, que alertaron de que ello puede colisionar con el principio marcado en la ley de medidas para la vivienda protegida.

"En consecuencia, una vivienda protegida no puede ser vivienda turística mientras no haya transcurrido el plazo de calificación o se haya descalificado de acuerdo con las causas marcadas por la legislación", señala de manera expresa el escrito de denuncia remitido a la Consejería de Fomento, sobre el que recaen las competencias en materia de inspección. En este sentido, se precisa que una VPO, como es el caso, debe usarse "exclusivamente para fin residencial, que es el motivo para el que se adjudicó, por lo que es totalmente incompartible con el uso turístico".

Los hechos ahora puestos de manifiesto por el ente municipal podrían ser objeto de una infracción muy grave. Por todo ello, desde el Consistorio se le reclama que ordene "las investigaciones precisas para el esclarecimiento de los hechos denunciados y la determinación de las responsabilidades a que hubiere lugar" y que se tomen las medidas preventivas o cautelares "para asegurar la eficacia de la resolución final".

La propia Consejería de Turismo, en la información relativa a la vivienda turística, reconoce que una VPO no podrá destinarse como vivienda con fines turísticos "tipo completa", aunque sí se autoriza "la puesta a disposición de alguna habitación con finalidad turística, siempre que el uso principal de la vivienda sea el de vivienda habitual y permanente por su propietario". López Cerezo recordó que si bien existe la posibilidad de descalificar una VPO una vez transcurridos 30 años desde su adjudicación, ello ni siquiera es posible en los casos de promociones que se hayan levantado sobre terrenos calificados para este fin social. "En ese caso jamás se puede descalificar; la parcela de Nosquera fue expropiada para VPO", informó. Pomares, por su parte, indicó que además de a Fomento y al Registro de Turismo de Andalucía (RTA) , se ha informado al presidente de la comunidad de propietarios y al administrador del edificio con el fin de que no se repita una situación semejante a la ocurrida.

Esta promoción, que tuvo una inversión de unos 5,7 millones de euros, acoge un total de 33 viviendas sociales, de entre 1 y 3 dormitorios; un aparcamiento con 109 plazas para residentes; locales comerciales, y un centro de emprendedores. Una de los valores añadidos de esta actuación es la localización del inmueble, en pleno Centro histórico de la capital. Justamente el barrio donde los datos constatan una mayor presencia de viviendas con fines turísticos, lo que viene provocando la denuncian de vecinos del entorno. En el conjunto de la ciudad, según los datos oficiales, se calculan del orden de 12.000 las plazas turísticas registradas por la Junta, de las que más del 70% están en el casco antiguo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios