Málaga

El Ayuntamiento hará un simulador de movilidad basado en 30.000 encuestas

  • Con este número de respuestas se podrá calibrar un modelo para técnicos municipales

  • El sondeo durará hasta el 6 de diciembre

El PTA, uno de los puntos más conflictivos para el tráfico de la ciudad. El PTA, uno de los puntos más conflictivos para el tráfico de la ciudad.

El PTA, uno de los puntos más conflictivos para el tráfico de la ciudad. / jAVIER ALBIÑANA

El Ayuntamiento de Málaga ha encargado desarrollar un modelo de tráfico y transporte de la ciudad que funcione como un simulador de movilidad que recoja ejemplos de desplazamientos y puntos conflictivos al tiempo que permita planificar soluciones y conocer cómo afectarían a la red viaria.

Para que este modelo se asemeje a la realidad, se realizarán un total de 30.000 encuestas a peatones, conductores, usuarios del transporte público, trabajadores, ciclistas, visitantes y prácticamente cualquier persona entre 14 y 80 años que transite por la vía pública. Los sondeos se ajustarán a pequeñas áreas de Málaga (se zonificará) ajustándolo a su número de habitantes. Se realizarán encuestas domiciliarias, por la tarde, a través del teléfono y en persona; a los usuarios de la EMT y de transportes metropolitanos, como el Metro, cercanías o buses interurbanos; a conductores, en vías de entrada a la ciudad por la autovía y en semáforos, con la colaboración de la Policía Local; a ciclistas y peatones; en lugares típicos de destino como centros comerciales y hospitales; a turistas, en el puerto y en el aeropuerto; y a empresarios y estudiantes, con la colaboración de asociaciones y de la Universidad de Málaga.

El sondeo comenzó ayer y durará hasta el 6 de diciembre, puente de la Constitución al ser este el periodo de "mayor actividad lectiva y laboral" según apuntó Miguel Pineda, director técnico de Doymo, la empresa a la que el Ayuntamiento le adjudicó antes del verano este trabajo por 227.460 euros para un periodo de ejecución de dos años.

La concejala de Movilidad, Elvira Maeso, detalló que esta herramienta será usada por los técnicos municipales del área para evaluar el impacto de actuaciones previstas y permitirá analizar "de una forma rigurosa" las actuaciones previstas en el Plan Especial de Movilidad Urbana Sostenible (Pemus), que marcará las políticas de transporte urbano hasta 2035, así como otras intervenciones que se puedan prever en la red viaria de Málaga. También recabará información para conocer a qué zona se realizan los desplazamientos, en qué modo de transporte, por qué motivo y en qué tramos horarios.

Por las complicaciones que pueden generar a los ciudadanos el dedicarle tiempo a los encuestadores -siempre acreditados-, desde el Ayuntamiento piden colaboración ciudadana para facilitar la labor de estos trabajadores a la hora de obtener respuestas veraces y eficaces.

El director de Doymo, Miguel Ángel Moll, señaló que a lo largo de la primavera de 2019 "podremos traer un trozo del modelo", destacando la representación visual que podría tener el modelo final , "muy potente" y que permitirían sensibilizar a la población hacia políticas de movilidad más sostenible. También incidió en que esta recogida de datos actualizaría la información sobre el estado de la movilidad malagueña, algo que no se producía desde 2009 y triplicando en esta ocasión el número de encuestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios