Málaga

Cs vota en contra del nombramiento de Cassá como portavoz del gobierno de la Diputación de Málaga

  • Maldonado habla de "escándalo" y de una Administración "al servicio de un señor que lo único que mira es por sus intereses personales"

Francisco Salado y Juan Carlos Maldonado, en el salón de plenos, y en la pantalla, Juan Cassá. Francisco Salado y Juan Carlos Maldonado, en el salón de plenos, y en la pantalla, Juan Cassá.

Francisco Salado y Juan Carlos Maldonado, en el salón de plenos, y en la pantalla, Juan Cassá. / Javier Albiñana

Ciudadanos se desmarca del Partido Popular en la Diputación provincial de Málaga. Tal y como apuntaron fuentes de la formación naranja en la tarde del martes, el portavoz del grupo en la institución supramunicipal ha anunciado su voto en contra de la propuesta para designar a Juan Cassá como portavoz del equipo de gobierno en el ente provincial, del que hasta el momento forma parte.

La reacción de Cs se esperaba desde que la pasada semana el presidente de la Diputación, Francisco Salado, anunciase la recuperación de Cassá, en su condición de diputado no adscrito, tras abandonar a principios de mayo la organización naranja, como portavoz del Ejecutivo y responsable del área de Relaciones Institucionales. Desde ese momento, Cs ha optado por guardar silencio. Hasta ahora. 

El voto contrario de Juan Carlos Maldonado, el ahora único diputado de Cs, no impide, no obstante, que Cassá sea rescatado por el PP para el equipo de gobierno, desactivando de ese modo la amenaza que suponía en el Ayuntamiento de Málaga, donde su voto es clave en una potencial moción de censura contra el alcalde, Francisco de la Torre.

El mensaje de Maldonado ha sido contundente. "Es un escándalo el Pleno que hoy se ha convocado por las formas y el fondo", ha afirmado, justificando su posición en su negativa a "por acción u omisión" permitir que Cassá, a quien se le reclama su acta, forme parte "de ningún gobierno y menos donde Cs está".

Imagen del Pleno telemático celebrado en la Diputación provincial. Imagen del Pleno telemático celebrado en la Diputación provincial.

Imagen del Pleno telemático celebrado en la Diputación provincial.

Si bien ha dicho comprender "el temor" del PP a lo que pueda suceder en el Ayuntamiento de Málaga, ha sido explícito al añadir: "El temor no puede llevar a perder la dignidad". "Hoy he recuperado el orgullo de formar parte de Cs; hoy es un ejemplo de lo que no debe ser la política, no podemos entrar en el chantaje de nadie", ha apostillado. Y ha añadido: "El escándalo de hoy, un Pleno una administración al servicio de un señor que lo único que mira es por sus intereses personales".

Maldonado ha recibido a modo de respuesta la compresión de Salado, que ha dicho entender su posicionamiento, teniendo en cuenta que se trata de aceptar como integrante del Ejecutivo a alguien que se ha marchado de la formación. "Pero Cassá es un actor de la política malagueña que decide en Diputación y en el Ayuntamiento y estamos en la obligación de dar la máxima estabilidad en las instituciones por el bien de los malagueños", ha dicho, mostrándose convencido de que "al final todas las aguas llegarán a su sitio".
Para respaldar el movimiento ya formalizado, fuentes próximas a Presidencia han recordado que el nuevo papel asignado a Cassá no incluye tareas ejecutivas en el Gobierno de la Diputacion, sino más bien "representativas". En este sentido, han comentado que "no forma parte de la Junta de Gobierno", con lo que, a juicio de las fuentes, "se garantizan las condiciones que pedía Cs".

La operación protagonizada por Elías Bendodo, consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía y presidente de los populares malagueños, con Juan Marín, vicepresidente del Gobierno andaluz y líder de Cs Andalucía, ha permitido ganarse el favor de Cassá, que con su nuevo nombramiento pasará a percibir del orden de 73.422 euros brutos anuales.

En su condición de diputado no adscrito con dedicación exclusiva esa suma quedaba rebajada a unos 65.500 euros. Al salario final debe sumarse lo que le corresponde por asistencia a comisiones (250 euros) y plenos (500 euros) en el Ayuntamiento de la capital de la Costa del Sol. Con todo, podrá superar los 90.000 euros anuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios