Málaga

Detenido un menor de 14 años por agredir al tendero de un bazar chino que se negó a venderle alcohol en Málaga

  • El dueño del local recibió un puñetazo en la cara y una fuerte patada en la boca del estómago

  • Otros jóvenes que acompañaban al agresor huyeron del lugar

Dos agentes de la Policía Local de Málaga patrullan por el Centro. Dos agentes de la Policía Local de Málaga patrullan por el Centro.

Dos agentes de la Policía Local de Málaga patrullan por el Centro. / Javier Albiñana

Un menor de 14 años ha sido detenido por la Policía Local en Málaga por agredir a un tendero que se negó a venderle alcohol. En concreto, fue arrestado como presunto autor de los delitos de lesiones, odio, atentado y resistencia a agentes de la autoridad, además de otro presunto delito de daños intencionados a varios vehículos estacionados a los que él y otros jóvenes que lo acompañaban lanzaron varios botellines de cristal.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23.20 horas de este pasado lunes en avenida Gregorio Diego, desde donde telefonearon a la Sala 092 de la Policía Local de Málaga para informar de una reyerta, desplazándose con inmediatez una dotación de policías locales al lugar, siendo requeridos a su llegada por varias personas que les comunicaron que unos jóvenes habían agredido al regente de una tienda de alimentación.

Los policías locales se dirigieron a la carrera hacía los mismos, alcanzando uno de los agentes a uno de ellos tras comprobar que pretendía marcharse del lugar, revolviéndose hacia el policía y comenzando a lanzarle varios golpes con la intención de zafarse y huir, siendo reducido por ambos agentes, ofreciendo en todo momento una fuerte resistencia a los agentes, a los que llegó a golpear lanzándoles manotazos y patadas antes de ser finalmente reducido.

Así, aprovechando la situación, el resto de jóvenes huyeron del lugar, acercándose hasta la zona una ciudadana que manifestó a los agentes que el mismo grupo había causado daños en varios coches estacionados a los que habían lanzado botellines de cristal, comprobando como el turismo de la requirente presentaba el espejo retrovisor izquierdo arrancado de cuajo, así como daños en un segundo coche al que le habían abollado el capó, el cual presentaba restos de esquirlas de cristal aún adheridos a la superficie abollada y más pulverizados por la zona del resto del capó y luna delantera.

Acto seguido, mientras uno de los policías locales se quedaba custodiando al individuo, su compañero se dirigió hacía el establecimiento que indicaban los testigos, comprobando como el regente del mismo, un ciudadano de origen chino y 58 años, presentaba un ojo morado y prácticamente cerrado debido a la fuerte inflamación provocada por la agresión sufrida, ha informado la Policía Local de Málaga a través de un comunicado.

La víctima les manifestó que un grupo de cuatro o cinco jóvenes había acudido a comprar alcohol, reaccionando violentamente al negarles la venta de dicha mercancía, siendo agredido por uno de ellos, que le causó las lesiones que presentaba en la cara así como le propinó una fuerte patada en la boca del estómago, reconociendo al menor que estaba siendo custodiado por el otro agente de la Policía Local como el autor de las agresiones, añadiendo que estuvieron acompañadas de numerosos insultos de índole racista.

Preguntado por los agentes, el menor manifestó que le había pegado un puño "al chino porque no le vendía alcohol". Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del menor y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Previamente, el menor fue trasladado a un centro médico para ser asistido de las lesiones que presentaba en la mano con motivo de los golpes que le propinó a la víctima. Con motivo de la fuerte resistencia y la agresividad y actitud violenta del menor detenido ambos agentes sufrieron lesiones leves, precisando de atención médica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios