Formación Profesional

Empresas y alumnos en busca de la FP

  • La Formación Profesional crece en titulaciones y en demanda y ya son muchos los ciclos que se quedan con lista de espera

  • La alta empleabilidad de los estudiantes y la formación práctica pegada a los avances del mercado son claves 

Alumnos de Cocina en el IES La Rosaleda. Alumnos de Cocina en el IES La Rosaleda.

Alumnos de Cocina en el IES La Rosaleda. / Javier Albiñana

Ya no es la hermanita pobre, la rama mal entendida de la enseñanza. La Formación Profesional crece no sólo en número de plazas ofertadas, que este año han sido 12.500 nuevas según la Delegación Territorial de Educación. También y, sobre todo, lo hace en popularidad. Los estudiantes buscan seguir su formación en los ciclos superiores, muchas veces tras su paso por la universidad. Y las empresas demandan en los centros educativos a alumnos que titulen para poder contratar. El sector productivo pide una enseñanza más apegada a la realidad del mercado y algunas familias profesionales no pueden absorber las solicitudes ni de alumnos ni de empresas. En Informática, Hostelería o Imagen y Sonido, por ejemplo, hay centros con listas de espera que rozan o superan el centenar de aspirantes.

El IES Campanillas tiene dentro del propio Parque Tecnológico una sede en la que se imparten los grados superiores de Desarrollo de Aplicaciones Web y Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, ambos en Dual, y el medio de Sistemas Microinformáticos y Redes. En los dos superiores para 50 plazas han llegado 150 solicitudes. Los que venían del grado medio han entrado con una nota de corte de 8,5. “Ahora mismo la demanda de personal de desarrollo es altísima, la empleabilidad que tienen estos dos ciclos es de casi el 100%”, comenta Sergio Banderas, coordinador bilingüe y de Erasmus + del instituto. Y subraya que “el PTA insiste constantemente a la FP que siga creciendo”.

El IES Campanillas tiene este curso a 70 alumnos en Dual y 20 empresas colaboradoras. “Los alumnos que salen de la FP tienen una formación muy práctica y se pueden adaptar rápidamente al sector productivo”, agrega el docente. Algo que obliga al profesorado a estar en constante actualización.

"Los alumnos que salen de la FP tienen una formación muy práctica y se pueden adaptar rápidamente al sector productivo"

Sus buenas prácticas fueron ayer motivo de una ponencia en las II Jornadas Andaluzas de FP de Informática y Comunicaciones. “Las empresas nos buscan constantemente, tanto es así que una empresa alemana con la que trabajamos, Rewe System, ha montado su sede en el PTA y ha contratado a los cuatro alumnos que tuvo el año pasado de Erasmus”, apunta Banderas.

Alumnos de Electrónica del IES La Rosaleda Alumnos de Electrónica del IES La Rosaleda

Alumnos de Electrónica del IES La Rosaleda / Javier Albiñana

El instituto La Rosaleda es uno de los más grandes de la provincia. Imparte enseñanzas de diez familias profesionales. Los grados más demandados son el superior de Dirección de Cocina y el medio de Cocina y Gastronomía, y por otro lado el de Actividades Fisicodeportivas. “Ahora mismo el mercado está demandando este tipo de profesionales, el sector hostelero en Málaga es muy grande y la necesidad es enorme, aquellos profesionales que salen formados de las escuelas tienen trabajo casi seguro”, considera Elena Llera, vicedirectora del centro.

"Ahora mismo el mercado está demandando profesionales en hostelería, la necesidad es enorme"

En estas enseñanzas la demanda de aspirantes triplica la oferta de plazas. “Estamos muy cerca del tejido productivo, enseñamos lo que las empresas están necesitando en este momento, la Formación en Centro de Trabajo (FCT) permite que el profesorado vea las necesidades que tienen las empresas y que esa información fluya de un lado a otro y se puedan adaptar las materias dentro del curriculum”, agrega Llera.

Alumnos de sala en el instituto La Rosaleda. Alumnos de sala en el instituto La Rosaleda.

Alumnos de sala en el instituto La Rosaleda. / Javier Albiñana

Considera la vicedirectora del IES La Rosaleda que la FP “está mejor valorada que antiguamente y los profesionales que salen son muy buenos, están bien formados, la sociedad entiende que no todo tienen que ser universitarios, que se necesitan graduados medios y superiores que saquen adelante la industria”. También en el IES Politécnico Jesús Marín la demanda de plazas también es muy alta.

Nuestra formación es mucho más directa, va más al grano, conecta con la realidad de la empresa"

“Nuestra formación es mucho más directa, va más al grano, conectada a la realidad de la empresa”, dice el director del centro, Miguel Ángel Luque, que quiere luchar para que haya mayor incorporación de la mujer a las ramas industriales en su centro. “Los ciclos superiores ya están mejor vistos por los chavales, muchos vienen de la universidad, el flujo ida y vuelta es constante y ven en ella una opción bastante seria”, opina Luque. Pero aún "falta conseguir mayor prestigio en los grados medios”, estima. Para la inserción laboral de sus alumnos, el centro está elaborando una bolsa de trabajo on line en la que contactar a estudiantes y antiguos alumnos con las empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios