Municipal

La Junta responde a De la Torre y se mantiene firme en su posición sobre el parque del Benítez

  • Asegura que "por ley" el proyecto de urbanización tiene que someterse a una evaluación ambiental ordinaria

Un ciclista circula por el interior del parque del Benítez. Un ciclista circula por el interior del parque del Benítez.

Un ciclista circula por el interior del parque del Benítez. / Javier Albiñana

La posición de la Junta de Andalucía ante el proyecto de urbanización de los terrenos del antiguo Campamento Benítez para completar su transformación en parque se mantiene firme. Ante el malestar generado en el seno del Ayuntamiento de Málaga por la petición de la Consejería de Agricultura de que el documento sea sometido a una evaluación ambiental ordinaria, que podría alargarse entre seis y doce meses, el delegado territorial del ramo, Fernando Fernández, es claro en su respuesta: “la ley es muy clara”.

Conforme al precepto que emplea el departamento regional para atender la consulta previa realizada semanas atrás por la Gerencia de Urbanismo, la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA), concluye la necesidad de seguir el trámite ya señalado para todo proyecto de urbanización que supere una superficie de 10 hectáreas. El parque del Benítez tiene 25 hectáreas.

"No entiendo la sorpresa y de que se hable de revés al Benítez", ha afirmado el delegado, quien apunta que el mecanismo sería otro en el supuesto de que lo planteado por el Consistorio sea realizar "actuaciones puntuales en ese ámbito". "Pero eso lo tiene que decidir el Ayuntamiento no la Junta; ellos hicieron una consulta previa y hablaban de proyecto de urbanización y sobre eso la ley es muy clara", ha insistido, apostillando: "Yo no soy quien para interpretar y reinterpretar lo que el Ayuntamiento quiere".

Unas palabras que se pronuncian cinco días después de que el alcalde, Francisco de la Torre, reclamase "buscar una salida en la línea que hasta ahora la Junta anterior no había hecho, que es aplicar las normas en sentido común de manera que no frene los proyectos". La intervención planteada por Urbanismo para estos terrenos, que fueron cedidos por el Ministerio de Fomento hace ahora cinco años y nueve meses, incluye una inversión prevista de unos 4,7 millones de euros, incluyendo la construcción de un circuito de cross; de cuatro grandes plazas de estancia (con pérgolas para garantizar la sombra); pistas deportivas multiusos, así como una pista de voley playa y zona de fitness.

También se dibujan dos grandes zonas de juegos infantiles, de 2.000 y 1.000 metros cuadrados, respectivamente. Asimismo, un espacio de aparcamiento con capacidad para unos 325 vehículos y para potenciar el concepto verde del parque, se plantarán 770 nuevos árboles, un millar de unidades de especies arbustivas y 6.500 de especies aromáticas. A esto se agrega la exigencia por parte de la Junta de que el Ayuntamiento acometa el encauzamiento del arroyo El Cañuelo, que atraviesa parte de la parcela, obra que se valoró en unos 6 millones.

Respecto a esta última actuación, Fernández niega la existencia de "informes contradictorios", como apuntó hace una semana el regidor. El delegado, lejos de la interpretación que viene haciendo De la Torre en los últimos años, defiende la necesidad de intervenir sobre el citado arroyo. "Es verad que nunca ha llevado agua y es posible que nunca la lleve pero está sujeto a la mancha de inundabilidad de los 10, los 100 y de los 500 años", ha insistido, subrayando que el beneficio de la obra no queda acotada al propio parque del Benítez sino que debe servir para mejorar las condiciones de seguridad del entorno más directo.

"La actuación vendrá a resolver los problemas de inundabilidad del Ikea, del Plaza Mayor y de toda esa zona; que el Benítez es posible que nunca se inunde y que si se inunda no pase nada, vale, si se inunda el Ike, el Plaza Mayor...", ha defendido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios