Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

La Policía detecta un aumento de afiliación a los grupos neonazis

  • Localizan dos grandes bastiones en Nueva Málaga y Carretera de Cádiz, al que se une el núcleo duro de Fuengirola · La identificación de sus integrantes se ha acelerado en los últimos tiempos

Hitler tenía razón, White Power o Skins. Estas son algunas de las pintadas que desde hace varios días han aparecido en distintas zonas de la capital y que evidencian las sospechas policiales de que se está produciendo un acercamiento de la juventud al movimiento neonazi. La situación ha llevado a reforzar las labores de identificación y control de sus miembros y a crear un listado interno de los mismos. Las gestiones han fijado en Carretera de Cádiz y Nueva Málaga los dos principales bastiones skins heads de la capital, mientras que en la provincia, Fuengirola es la localidad donde cuentan con una organización e infraestructura más fuerte.

Expertos en grupos de extrema derecha advirtieron que el número de jóvenes que están siendo captados por los cabecillas o ideólogos del movimiento neonazi es cada vez mayor, algo que confirmaron fuentes policiales.

El objetivo están siendo adolescentes que experimentan un sentimiento de integración al verse arropados "por la manada" y a los que inculcan sentimientos xenófobos y fascistas. "Se les realiza un auténtico lavado de cerebro que comienza con la adopción de una estética que en sí representa la nulidad de su propia personalidad", señalan las fuentes consultadas, que destacan que "el proceso continúa con la entrega de panfletos y literatura sobre líderes del nazismo y hasta conferencias por parte de antiguos responsables del III Reich asentados en la Costa del Sol".

Las citadas fuentes explicaron que los dos principales crepúsculos de extrema derecha en la capital se encuentran en Carretera de Cádiz y Nueva Málaga, dos barrios obreros donde la presencia de inmigrantes es destacable y en los que se pueden producir roces con los jóvenes que pueden ser aprovechados como pretexto para captarlos.

En la segunda barriada han dejado su sello en forma de grafitis, algunos de los cuales es más que significativo por utilizar como soporte un instituto: una de las paredes del IES Pablo Ruiz Picasso está adornada con un mural de niños de diversas etnias y sobre él han escrito Arriba España junto a una esvástica.

Fuentes policiales manifestaron que la preocupación es creciente y que en las últimas fechas se han reforzado las labores de investigación sobre estos grupos. El control sobre sus miembros ha aumentado al detectarse una mayor organización y contactos con facciones más numerosas y peligrosas de Madrid y Barcelona. Esta circunstancia ha promovido la elaboración de un listado de los componentes más violentos, por lo que se han incrementado los trabajos de identificación e información.

Los expertos consultados señalaron que el ascenso del Málaga C.F. a Primera División ha sido uno de los factores de reactivación del movimiento, pues concretamente en un grupo ultra de los que asisten al campo de La Rosaleda hay incrustada una sección importante de extrema derecha. Se sospecha que éstos se sirven de los encuentros de fútbol para atraer a nuevos componentes y para entrar en contacto con neonazis de otras ciudades. Además, podrían utilizar este contexto para perpetrar agresiones a aficionados de los equipos rivales o a inmigrantes.

El interés policial también está centrado en Fuengirola, posiblemente el núcleo duro de los cabezas rapadas en la provincia. En esta localidad cuentan con una infraestructura destacable, como un local donde hacen reuniones y al que asisten responsables de grupos afines de distintas zonas del país. En este municipio se han registrado incidentes y acciones intimidatorias en los alrededores de la mezquita y, en una feria pasada, la peña de un club de fútbol cedió la caseta otorgada por el Ayuntamiento para un concierto de música neonazi. El dinero recaudado en estos eventos se utiliza para financiar las actividades del grupo.

Las citadas fuentes recordaron que, aunque no participen en actos violentos, la apología de la xenofobia y la posesión de armas son delitos, por lo que no es necesario esperar a que perpetren alguna agresión para actuar.

Éstas también destacaron que la presión de los agentes se centra asimismo en los rivales ideológicos de los cabezas rapadas, los denominados red skins, quienes han protagonizado incidentes en mítines de Alianza Nacional, principal partido político de extrema derecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios