Málaga

La cartera de proyectos del Puerto de Málaga: la marina de San Andrés, una nueva noria, las oficinas de Muelle Heredia...

  • En las próximas semanas se prevé el inicio de las obras de los atraques para 'megayates' y la reforma de la Casa de Botes

  • La Autoridad Portuaria quiere licitar este año el proyecto para ganar suelo logístico

Vista del recinto portuario de Málaga. Vista del recinto portuario de Málaga.

Vista del recinto portuario de Málaga. / Javier Albiñana

2021 se abre de par en par como un año decisivo para el Puerto de Málaga. Y no sólo porque, previsiblemente, verán allanado de manera definitiva a la construcción del hotel en el dique de Levante, sino porque la cartera de proyectos que pretende activar está repleta. Desde el inicio de las obras de los atraques para megayates, en el muelle 1, y de la transformación de la Casa de Botes en restaurante, ambas actuaciones fallada el pasado ejercicio; la adjudicación a medio plazo de la concesión para la ejecución de la marina deportiva de San Andrés, hasta llegar; el impulso del concurso para el complejo de oficinas de Muelle Heredia, y la recuperación de la noria.

Este es, grosso modo, el listado de operaciones en las que desde hace meses vienen trabajando los responsables del organismo portuario. Otro de los asuntos que formará parte de la agenda del presidente de la entidad, Carlos Rubio, será el cierre de los acuerdos con el Ayuntamiento de la ciudad para la permuta de los suelos de la plataforma de San Andrés, donde se proyecta la construcción del Auditorio. A cambio, el Puerto deberá recibir terrenos logísticos fuera del recinto que le permitan compensar la pérdida de un suelo actualmente ocupado por grandes naves provisionales de almacenamiento. Málaga Hoy ha querido repasar con Rubio el detalle del estado de cada una de estas cuestiones.

Torre-hotel

La previsión es que ya sea este mismo mes de enero o en febrero, el Pleno del Ayuntamiento de Málaga dé luz verde de manera definitiva a la modificación de elementos del Plan Especial del Puerto que va a permitir asignar un techo edificatorio de hasta 45.000 metros cuadrados a la parcela seleccionada para un hotel. De acuerdo con los datos del grupo inversor catarí que está impulsando esta iniciativa, la torre tendría una altura algo superior a los 116 metros, dando cabida a 370 habitaciones. Usos a los que sumar un gran centro de congresos con capacidad para unas 1.100 personas, así como espacios comerciales. Todo ello con una inversión de unos 200 millones. Antes de poder activar la petición de los permisos de obra precisos, la iniciativa tendrá que pasar por el Consejo de Ministros. Un ente al que compete autorizar o no levantar la prohibición del uso hotelero que pesa sobre todos los recintos portuarios. En caso de que su informe sea favorable, el proyecto de hotel tendrá el camino expedito.

Infografía de los 'megayates' proyectados en muelle 1. Infografía de los 'megayates' proyectados en muelle 1.

Infografía de los 'megayates' proyectados en muelle 1.

'Megayates' y Casa de Botes

Aunque adjudicadas ambas actuaciones desde hace algunos meses, el inicio de los trabajos se ha demorado algo más de lo previsto. En el caso de los megayates, Rubio aludió a la necesidad de disponer de un informe de compatibilidad por parte de la Dirección General de Costas que se esperaba para finales de 2020. Ahora, lo previsible, es que llegue en las próximas semanas, lo que dará luz verde a la concesionaria, IGY Málaga Marina a comenzar las obras sobre el terreno. Con todo, tal y como apuntó el presidente de la Autoridad Portuaria, es previsible que para verano o después del verano Málaga pueda contar ya con su marina para megayates. La oferta ganadora contempla incluye la creación de 31 atraques, de los cuales dos serán para embarcaciones de 100 metros de eslora. A esta dimensión hay que agregar otros dos para naves de 72 metros; tres de 60 metros; ocho de 50; nueve de 40, y siete de 30 metros de eslora. Algo parecido ocurre con Casa de Botes, cuya adjudicataria, Grupo Trocadero, también pendiente de resolver la tramitación definitiva antes de solicitar la correspondiente licencia de obras. La inversión contemplada ronda los 4,8 millones de euros.

Marina de San Andrés

Tras el cierre a finales del pasado mes de noviembre del concurso activado por la Autoridad Portuaria, se sabe de la existencia de dos ofertas empresariales que van a pugnar por hacerse con esta concesión administrativa. Una de ellas con el mismo fondo de inversión catarí que está detrás del proyecto del hotel del dique de Levante, con el grupo Al Alfia. Rubio indicó que en este caso el trámite se encuentra en su estado inicial, a la espera incluso de abrir los sobres que permitan conocer en detalles las proposiciones de los dos concursantes. Habrá que esperar aún algunos meses para poder conocer cuándo formalmente se podrá dar inicio a esta infraestructura. La misma, teniendo en cuenta las bases del pliego de condiciones, deberán tener capacidad para al menos 503 embarcaciones, de las cuales 350 tendrían hasta 12 metros de eslora, 150 entre 12 y 30 metros y dos serían mayores de 30 metros (se precisa que deberán permitir hasta 50 metros de eslora). A cambio de la inversión necesaria, el futuro concesionario dispondrá de un periodo de explotación de 50 años. Un periodo en el que el Puerto se garantizaría unos ingresos acumulados de al menos 25 millones de euros. Cifra que, a expensas de las proposiciones, seguramente crecerá.

Vista aérea de los suelos de Muelle Heredia. Vista aérea de los suelos de Muelle Heredia.

Vista aérea de los suelos de Muelle Heredia. / Javier Albiñana

Muelle Heredia

Se trata de uno de los últimos emplazamientos de la operación Puerto-Ciudad diseñada hace décadas pendiente de ser activada. Conforme a lo recogido en el Plan Especial del Puerto, sobre esta franja de suelo se plantea un complejo de uso terciario, con algo de comercial. Tras conversaciones formales con el Ayuntamiento, que aboga por la posibilidad de incrementar el actual techo edificatorio permitido en estos terrenos, 26.700 metros, la Autoridad Portuaria parece firme en su intención de no alterar los parámetros ya autorizados. La razón que viene esgrimiendo desde hace meses Rubio es que no quiere abrir este proyecto a una modificación que podría alargarse meses y dar al traste con el interés existente en la actualidad. "No ha habido cambio", explicó, confiando en que hay empresas dispuesta a participar. "Entendemos que hay interés", añadió. El calendario manejado para poner en marcha la licitación de este espacio es el segundo semestre del año. Porque antes "tenemos que tener solventados otros temas", como son los nuevos edificios que albergarán a la Guardia Civil y la Agencia Tributaria. Cabe recordar que la ocupación de Muelle Heredia requiere previamente del traslado de estas otras dependencias. En el caso de la Guardia Civil, Rubio apuntó la posibilidad de que este mismo mes se pueda activar el concurso para las obras del nuevo cuartel, mientras que se quiere avanzar con la Agencia Tributaria en el proyecto de sus nuevas instalaciones.

Antigua noria instalada en el puerto de Málaga. Antigua noria instalada en el puerto de Málaga.

Antigua noria instalada en el puerto de Málaga. / Javier Albiñana

Un nueva noria junto al Palmeral

"Queremos recuperar ese proyecto, vamos a intentar sacarla adelante", confirmó Rubio, quien precisó la existencia de dos empresas que el año pasado visitaron a la Autoridad Portuaria mostrando su interés en ir adelante con este proyecto. Este hecho hace que el Puerto contemple para los próximos meses un concurso publico para adjudicar la concesión del terreno sobre el que se levantaría la estructura. A diferencia de la anterior noria, que ocupó parte de Muelle Heredia, la parcela elegida para una instalación permanente es el inicio del Palmeral de las Sorpresas, junto a al entrada peatonal al recinto portuario. Una ubicación que en su momento también se manejó pero que fue objeto de informes negativos por parte de la Gerencia de Urbanismo, advirtiendo sobre el impacto visual sobre el casco histórico. Por este motivo, Rubio señaló que antes de dar el paso de licitar el concurso para adjudicar la concesión se quiere disponer del visto bueno municipal. Aunque quedaría por concretar los detalles de la iniciativa, sí explico que el modelo de noria puesto sobre la mesa por un de los privados tendría unos 80 o 85 metros de altura y sería más liviana y de menor impacto que la anterior.

Ampliación del muelle 8

"Este año sí o sí lo sacaremos; de hecho tenemos redactado el pliego para la redacción del proyecto; está en cola para salir". Con esta contundencia se expresa el presidente del Puerto cuando se le pregunta por el proyecto de ampliación del muelle 8. Una vez disponible el documento base será cuando habrá camino expedito para uno de los grandes proyectos a futuro del recinto, ya que le permitirá disponer de diez hectáreas más de suelo para uso logístico. No parece en cualquier caso que eso ocurra antes de 2022. La operación cuenta ya con el visto bueno de Puertos del Estado. El coste estimado rondará los 20 millones de euros. Dentro de este mismo esquema, como recordó Rubio, es igualmente relevante la construcción de un nuevo puente sobre el río Guadalmedina. Una infraestructura que se entiende como el primer avance en la apuesta por disponer de la nueva plataforma logística. Se esta a la espera de contar con el documento técnico, lo que permitirá poner en marcha el concurso para la obra del puente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios