Málaga

De la Torre admite su preocupación por el alza del precio de la vivienda

  • "Hay que procurar que no se dispare en exceso para no crear una burbuja", dice ante el último informe trimestral del OMAU

Francisco de la Torre, junto a Francisco Pomares, ayer, en la visita de la obra. Francisco de la Torre, junto a Francisco Pomares, ayer, en la visita de la obra.

Francisco de la Torre, junto a Francisco Pomares, ayer, en la visita de la obra.

La constante subida que vienen sufriendo los precios de compra y alquiler de una vivienda en Málaga capital empieza a provocar la preocupación de las administraciones públicas. Al conflicto que supone para miles de potenciales adquirientes no encontrar piso de nueva planta por menos de 200.000 euros o arrendamientos por debajo de los 900 o 1.000 euros, se suma el análisis que ayer hizo el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, tras comprobar el estado actual del mercado inmobiliario de la ciudad, en el que ni siquiera el Consistorio es capaz de encontrar inmuebles en régimen de alquiler para familias en situación de emergencia social.

"Es algo que nos preocupa", dijo De la Torre al ser preguntado por el último informe elaborado por el Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), dependiente del propio Ayuntamiento, que concluye que sólo en una de las diez zonas analizadas, la Rosaleda, el precio del metro cuadrado de la vivienda nueva se encuentra por debajo de los 2.000 euros. Frente a este parámetro, los más de 4.600 euros por metro cuadrado que se pagan en el Litoral Este.

Ante esta situación, el regidor abogó por que las administraciones públicas trabajen para incrementar la oferta en alquiler, al tiempo que llamó a la iniciativa privada a que aumente su papel para que haya "más viviendas". "Si creemos que la demanda llama a la oferta debe existir una oferta que dé respuesta a esa demanda y por nuestra parte ser lo más proactivo y ágiles posibles dentro de ese complejo mundo de la tramitación urbanística, de permisos, etcétera", expuso.

Para el mandatario local, el alza de los precios del residencial en la capital, que llega a ser del 26% en el último año en el distrito Centro, debe ser compensada con un aumento de la oferta. "Hay que procurar que esos precios no se disparen en exceso para no crear burbuja inmobiliaria; debe haber una tendencia de moderación", expuso, al tiempo que llamó la atención sobre la necesidad de que la vivienda sea entendida como "un bien esencialmente para consumo propio, para la propia necesidad familiar y no tanto para la inversión productiva; si es así, generamos una situación negativa para la finalidad que debe tener el mercado de vivienda".

El apunte hecho por De la Torre coincide con lo expuesto por el OMAU, que hace hincapié en que la actual oferta inmobiliaria de la ciudad se dirige principalmente "a una pequeña parte de la población que dispone de recursos económicos y a inversores empresariales e individuales". Algo que esta sucediendo en los litorales Este y Oeste y en Teatinos, donde las compras de familias residentes en Málaga apenas superan el 50%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios