Municipal

Urbanismo admite que hay dos grupos interesados en hacer oficinas en el puerto

  • El Ayuntamiento se mantiene firme en su idea de conservar la calificación actual de esos suelos

  • La posición choca con el deseo de la Autoridad Portuaria de que pasen a ser de uso comercial

Vista desde la noria del puerto de los suelos de Muelle Heredia. Vista desde la noria del puerto de los suelos de Muelle Heredia.

Vista desde la noria del puerto de los suelos de Muelle Heredia. / Javier Albiñana

El Ayuntamiento de Málaga empieza a armarse de razones para seguir adelante en su apuesta para que los suelos sin desarrollar de Muelle Heredia, en el puerto de la capital, acaben siendo destinados a uso de oficinas. Tras años en los que el interés por invertir en estos terrenos para levantar un complejo terciario, tal y como está recogido en el plan especial vigente, se demostró nulo, ahora la mejora del sector inmobiliario y el empuje de la capital en pos de contar con edificios de esta tipología parece haber dado la vuelta a la tortilla.

Tanto es así que el alcalde, Francisco de la Torre, confirmó ayer, en presencia de un nutrido número de empresarios de la construcción y entidades financieras, en el marco de la XIV edición del Simed, la existencia de al menos dos grupos empresariales dispuestos a ir adelante con una operación de oficinas en estos terrenos.

De la Torre, ayer, en el Simed. De la Torre, ayer, en el Simed.

De la Torre, ayer, en el Simed. / Javier Albiñana

La información aportada por el regidor toma como base los encuentros que en los últimos meses ha mantenido el concejal de Ordenación de Territorio, Francisco Pomares, con estas firmas. Según pudo saber este periódico, una de ellas es de ámbito local y más concretamente Grupo Piscis, ya especializado en el desarrollo de oficinas en la capital de la Costa del Sol. La empresa dispone ya de un centro de negocios en la zona oeste, en Parque Litoral, con un buen resultado de ocupación.

Para Pomares, la aparición de estas empresas viene a "fortalecer" la posición municipal frente al deseo de la Autoridad Portuaria de modificar el uso de los 26.500 metros cuadrados edificables de este espacio para pasarlo a comercial. Una aspiración motivada, según señaló meses atrás el presidente del organismo, Paulino Plata, en la existencia de un grupo, Tremon, dispuesto a ejecutar un centro comercial por valor de unos 50 millones de euros. El paso adelante de esta empresa, que recientemente ha desistido de ir adelante con un proyecto también de uso comercial en la provincia de Sevilla, se dio a finales de 2015.

"No es que tenga nada contra el centro comercial, pero si tenemos el espacio con uso terciario vamos a respetarlo", explicó el edil del PP al ser preguntado por este periódico. De hecho, Pomares aseguró que el equipo de gobierno del PP pretende ser coherente con la estrategia marcada en el sentido de promover este tipo de iniciativas. Algo que no sólo se busca con Muelle Heredia sino que también se aplica con una parcela de suelo propiedad del Ayuntamiento junto a Tabacalera. "Tenemos veinte mil ofertas de interesados en hacer un hotel, pero si abrimos un concurso será para oficinas; hay que respetar la estrategia", insistió.

El concejal de Ordenación del Territorio confirmó que las dos empresas interesadas en actuar sobre suelo portuario han mantenido conversaciones con el presidente del Puerto, Paulino Plata, que no parece ser particularmente receptivo a este destino. "No le acaba de cuadrar porque los números no son los mismos", dijo. Alude con ello a la diferencia de ingresos que representaría para la Autoridad Portuaria un centro comercial o un complejo de oficinas, siendo más elevada la tasa de actividad que proporcionaría la primera iniciativa.

Sirva como ejemplo que el centro comercial Muelle Uno le reporta anualmente a las arcas del Puerto algo más de 1,5 millones de euros, de los cuales 322.000 euros corresponden a la tasa de actividad; otros 866.000 a la tasa de ocupación, y los restantes 327.000 euros a importes adicionales.

La posición del Ayuntamiento no varía respecto al pasado mes de septiembre, cuando Pomares ya era claro sobre su negativa a ir adelante con un nuevo ajuste urbanístico en el recinto portuario. "Somos partidarios de que se quede como oficina", dijo en ese momento, aseverando la existencia de empresas buscando "espacios para oficinas de manera inmediata, como locos", cifrando la superficie reclamada en 10.000 o 15.000 metros cuadrados. En aquella ocasión, Plata defendió la posición del puerto en favor del destino comercial en la existencia de una oferta interesada en este uso, frente a la ausencia de grupos dispuestos a levantar el complejo de oficinas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios