Economía

Los autónomos de Málaga son más pesimistas y la mitad se plantea cerrar el negocio por el coronavirus

  • El aumento de casos positivos de Covid-19 y la incertidumbre sobre los confinamientos lastran a estos empresarios

Un panadero en su negocio. Un panadero en su negocio.

Un panadero en su negocio.

Crece el pesimismo entre los autónomos y el 55% se plantea incluso el cierre de su negocio en caso de que hubiera otro confinamiento. Es la principal conclusión del último barómetro realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) en el que se subraya que estos empresarios tienen una impresión aún más negativa que el mes anterior ya que se ha disparado el número de casos positivos y queda aún todo el otoño y el invierno por delante, por lo que nadie sabe si se podrá controlar la enfermedad y, por tanto, qué pasará con la economía.

Todos los colectivos empresariales, desde la CEOE hasta ATA, están asegurando en los últimos días que un nuevo confinamiento sería una ruina económica para el país y la destrucción de millones de empleos. Le meten presión al Gobierno para que no baraje esta opción, pero a día de hoy todo es incertidumbre.

ATA ha presentado este martes su último informe -con datos recogidos de toda España aunque no hay que olvidar que Málaga es una de las provincias españolas con mayor número de autónomos al contar con 120.572 afiliados- en el que se resalta que, en caso de un segundo confinamiento general, el 35% de los autónomos creen que tendrían que cerrar su establecimiento, un 20% aseguran que sería la puntilla definitiva y que no volverían a abrir sus puertas, y un 16% estiman que podrían continuar hacia delante, pero reduciendo plantilla y estructura. Solo el 25%, es decir, uno de cada cuatro, piensan que podrían seguir operando sin problemas porque el negocio les va bien o porque son considerados un sector esencial.

Solo el 25% de los autónomos creen que podrán continuar su actividad sin problema alguno

Los datos no invitan precisamente al optimismo. El 80% de los autónomos afirman que han reducido su facturación en lo que va de año respecto al anterior, algo que es lógico porque han estado varios meses con sus locales clausurados, aunque el 56% señala que esa pérdida de ventas ha sido superior al 60%, lo que representa un golpe fuerte.Un tercio de los autónomos están sufriendo problemas de morosidad -bien pública o de otras empresas-, la mitad han pedido Expedientes de Regulación Temporal de Empleo para sus plantillas y solo el 25% mantiene a todos sus trabajadores activos. El 56% de los autónomos ven difícil que puedan mantener a sus trabajadores en los meses venideros, por lo que se prevé más desempleo, y creen que las medidas para intentar sobrevivir pasan por reducir la cotización social y recuperar la prestación extraordinaria por cese.

Habrá que ver cuál es la tendencia en los próximos barómetros, aunque parece difícil que haya una remontada del optimismo y una mejor percepción laboral mientras se agudice la crisis sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios