Málaga

El plan de reactivación del Centro diseñado por el Ayuntamiento de Málaga beneficiará a unos 5.000 negocios

  • Se encuentran emplazados en la denominada 'almendra', el barrio de La Malagueta y Soho

  • Los clientes recibirán entradas para los museos a coste cero y bonos para aparcar e ir en autobús

Un grupo de turistas compra en una tienda de souvenirs del Centro. Un grupo de turistas compra en una tienda de souvenirs del Centro.

Un grupo de turistas compra en una tienda de souvenirs del Centro. / Javier Albiñana

El plan diseñado por el Ayuntamiento de Málaga para tratar de reactivar la economía del Centro de la capital, con incidencia clara sobre los comercios y negocios de hostelería, ya tiene forma y contenido. La iniciativa incluirá el reparto de entradas a los clientes de estos establecimientos para poder visitar a coste cero toda la red de museos municipales (incluyendo el Pompidou y el Thyssen, entre otros), así como para aparcar y desplazarse en la flota de autobuses de la EMT. En conjunto, según los datos conocidos por este periódico, son del orden de 5.000 los locales incluidos en esta acción, correspondientes a la bautizada como almendra del casco antiguo, el barrio de La Malagueta y el Soho.

Sobre esta segmentación geográfica, fuentes municipales consultadas justificaron la decisión en que se trata de las zonas en las que se ha observado una mayor afectación como consecuencia de la crisis derivada del coronavirus. Una circunstancia muy relacionada con la significativa caída en la llegada de turistas a la ciudad tras más de cuatro meses de pandemia. "Hay otros barrios del distrito Centro en los que sí se observa un mejor comportamiento de los negocios, como pasa en otros barrios de la ciudad", reconocen las fuentes.

De acuerdo con las previsiones, una vez aprobado el documento por parte del Pleno, que previsiblemente se reunirá en sesión extraordinaria hoy o mañana, la aplicación del mismo será inmediata. Cubrirá lo que resta del mes de julio, el mes de agosto y, posiblemente, todo septiembre. Sobre este último periodo, las fuentes indicaron que ello dependerá del comportamiento de la iniciativa. "Si vemos que los clientes no hacen uso de los tiques habrá que volver a valorar la actuación", indicaron.

Tras analizar diferentes modelos de desarrollo, finalmente el Ayuntamiento entregará a los colectivos representantes de comerciantes y hosteleros las entradas de los museos (tendrán un color diferente para poder hacer un seguimiento), entre otros, que ser encargarán de realizar el reparto entre los locales incluidos en estas tres áreas geográficas. Y ello con independencia de que sean o no asociados.

Vista desde el mar de El Cubo, del Centro Pompidou. Vista desde el mar de El Cubo, del Centro Pompidou.

Vista desde el mar de El Cubo, del Centro Pompidou. / Javier Albiñana

Aunque por el momento no está claro el número de entradas y bonos que serán entregados, las fuentes sí indicaron que el propósito es que, al menos en el caso de los museos, representen el 50% de los aforos diarios habituales. Sobre el particular, llamaron la atención sobre el hecho de que esta medida no implica coste adicional, por cuanto el gasto de funcionamiento de estos espacios es el mismo haya más o menos visitantes. Y defendieron que puede, a medio plazo, traer consigo un añadido. "Hay malagueños que no han visitado aún estos museos; quizás así lo hagan ahora y posteriormente pueden fidelizarse", sostuvieron.

Con este movimiento, el Ayuntamiento completa una iniciativa que ya fue apuntada a finales del pasado mes de junio por el alcalde, Francisco de la Torre. Sin embargo, el diseño final se ha alargado en el tiempo mucho más de lo esperado. Y de ello dio muestra días atrás el presidente de Mahos, Javier Frutos, quien si bien aplaudió el gesto del Consistorio de buscar medidas para incentivar la llegada de clientes a los negocios del Centro, cuestionó la lentitud con la que se está desarrollando.

La respuesta del equipo de gobierno se produce en un escenario convulso, en el que la pandemia ha dejado muy malherido al sector comercial y hostelero del casco antiguo. Así lo reconocen los representantes de ambos sectores, que vienen alertando la incidencia que tiene sobre la situación económica el alto valor de los alquileres de los establecimientos.

Según los datos de la principal asociación de hostelería, en el Centro se cuentan del orden de 600 establecimientos, "el 90% de ellos están en locales alquilados". Así lo apuntó Frutos días atrás, incidiendo en que ése es el segundo gran asunto de preocupación entre los hosteleros en este periodo tras los expedientes de regulación de empleo temporal. "La situación es bastante grave", admitió, poniendo el acento en la incidencia que tiene la negativa de los arrendadores en renegociar a la baja los valores actuales. Y ello en un escenario en el que la facturación de los hosteleros puede estar en un 30% respecto al periodo anterior a la pandemia.

Para intentar ayudar en este problema, el Ayuntamiento ha negociado un acuerdo con el Colegio de Abogados con el objetivo de que preste asistencia a los empresarios afectados. El objetivo es que puedan participar activamente en el proceso de renegociación de los alquileres con los propietarios. La pretensión es que el citado acuerdo entre en funcionamiento el próximo lunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios