Málaga C.F.

Otro escollo para la construcción de La Academia

  • Varios concejales del Ayuntamiento de Málaga piden que se paralice la tala de árboles en Arraijanal

  • Se ofrece la zona de San Cayetano como alternativa para la construcción de la ciudad deportiva

Dos aficionados del Málaga en el terreno de Arraijanal Dos aficionados del Málaga en el terreno de Arraijanal

Dos aficionados del Málaga en el terreno de Arraijanal / Javier Albiñana

Los concejales de IU-Málaga para la Gente Remedios Ramos y Eduardo Zorrilla y el concejal no adscrito miembro de Podemos Juan José Espinosa han presentado este jueves una moción que demanda la paralización de la tala de árboles en los terrenos de Arraijanal, que estos sean "al cien por cien" un parque y que se construya La Academia del Málaga CF en San Cayetano, además de que se use el georradar para comprobar si los yacimientos fenicios de Cerro del Villar se extienden hasta allí.

En rueda de prensa, los ediles han estado acompañados por representantes de vecinos y de la plataforma Salvemos Arraijanal, que defienden las mismas premisas que los grupos políticos.

Zorrilla ha insistido en que es "una oportunidad histórica" para poner en marcha el gran parque marítimo terrestre y arqueológico que contemplan el Plan General de Ordenación Urbana y el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (Potaum) y que antes IU y ahora Málaga para la Gente han venido demandando "para la única zona litoral libre que existe en la capital, con unos valores medioambientales importantes y también arqueológicos".

También el portavoz de Málaga para la Gente ha insistido en que "nadie está en contra de la academia del club de fútbol, pero que la misma tiene su espacio y más extenso en San Cayetano".

"Es una acción interesada. El dueño del Málaga ha usado como coartada La Academia para emprender un negocio lucrativo. El negocio está en la edificación residencial que dispondrán las instalaciones deportivas y que serán alquiladas a los equipos extranjeros que vienen a entrenar", ha agregado.

Por su parte, Espinosa ha dicho que ese espacio público al completo debe convertirse en la Bolonia malagueña y ha hecho un llamamiento a aprender "de los daños que ha causado la especulación en la franja litoral".

Asimismo, ha recalcado que ninguno de los grupos políticos se opone a la academia, pero no en Arraijanal "y con la cesión por 75 años de un espacio público a una familia que copa los cargos de la Fundación que la gestiona".

De igual modo, han recordado que vecinos y asociaciones ecologistas y medioambientales viene protagonizando desde hace una década su oposición a la construcción en Arraijanal, y así han alegado contra La Marina que en su día se pretendía edificar y ahora con el proyecto del dueño del Málaga. Francisco Gaspar, portavoz de la asociación ALMAR, de Guadalmar, ha expuesto las razones por la que se oponen a este proyecto, entre las que "se encuentran el colapso del tráfico o inundabilidad, entre otros".

En este punto, Gaspar ha recordado que esta zona de la ciudad "no tiene otra comunicación que la carretera paralela de la autovía, y que ya está hiperutilizada a consecuencia de los centros comerciales que hay en la zona". También ha dicho que habrá contaminación acústica mayor, como ya se demuestra con las protestas vecinales de otras zonas de la ciudad que viven cerca de instalaciones deportivas.

El riesgo de incremento de inundaciones es "también importante", algo que ha compartido la arquitecta Elisa Martínez, de la plataforma Salvemos Arraijanal, que ha recordado que la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) "desaconseja cualquier tipo de instalación por la seguridad de las personas".

Ha añadido que "siempre ha sido un espacio goloso" y que las administraciones "se comprometen a proteger y luego están dispuestas a cambiar las normas" y ha aludido al alcalde, que firmó la Agenda 21, en cuyos puntos se recomienda la protección de estos espacios y que hay interés comunitario medioambiental, con la existencia de especies vegetales y arbóreas y animales, algunos de ellos que no se han encontrado en ninguna parte del mundo.

De igual modo, la representante de los colectivos que promueven la plataforma apuesta también por trasladar a San Cayetano la ciudad deportiva del Málaga y ha hecho un llamamiento a salvar estos terrenos para generaciones futuras. "Los intereses especulativos están por todo lo que queda vacío y tenemos la responsabilidad de proteger los únicos espacios naturales que tenemos".

Por último, Martínez ha señalado que los arqueólogos recomiendan ampliarla zona de protección del Cerro del Villar, ante la creencia de que en Arraijanal hay también importante restos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios