La previa del Málaga - Extremadura Aprieta o te ahoga (16:00)

  • El Málaga, cada vez más alejado del ascenso directo y con el Cádiz a dos puntos, recibe con escaso margen a un Extremadura necesitado

  • Los azulgrana, cambiados respecto a la primera vuelta: nuevo entrenador y encomendados a Reyes

Pau, Adrián, Cifu y Luis luchan por un balón en un ejercicio.

Pau, Adrián, Cifu y Luis luchan por un balón en un ejercicio. / Javier Albiñana

Segunda División aprieta y, si tú no lo haces, también ahoga. El Málaga camina sobre márgenes ínfimos a mitades de abril, con nueve partidos –ocho, descontando al Reus– por delante y un colchón de puntos que ya no existe. Y ni por arriba ni por abajo, a decir verdad: el ascenso directo, aún no imposible, dijo adiós a medias a los blanquiazules en Granada. Y por detrás, nunca había estado tan cerca, asalta el Mallorca y saca al Cádiz para poner a solo dos puntos el séptimo puesto. Definitorio, definitivo, cual sea la palabra, al equipo de Juan Ramón Muñiz solo le vale ganar a un Extremadura (16:00, LaLiga 1|2|3 TV) que se mueve, por el otro lado, en esa cornisa inestable que es la salvación.

La Rosaleda vuelve para ser escenario, se espera, más de una fiesta que de un juicio. Habla Muñiz de un "síndrome del descendido" y de "pesimismo radical" en el ambiente. Ocurre que los números indican un equipo más al ralentí en esta segunda parte de la temporada: de los 39 puntos en la primera, que se cerró en tercera posición, a 19 en esta, donde el equipo sería 13º con tres victorias, siete empates y dos derrotas.

El sentimiento de deuda con el público está ahí. No se pudo brindar una victoria a los 1.000 de Córdoba ni a los 2.000 de Granada. Tampoco a los 23.700 que coparon La Rosaleda ante el Sporting, ni a los que dieron un recibimiento de piel de gallina ante el Deportivo. Citas clave, difíciles, pero en las que el Málaga dejó un sabor amargo. Y ya no es cuestión de resarcirse, sino de ganar porque así lo exige el momento. Por respirar.

El Extremadura cogió oxígeno la pasada jornada ganando ante el Almería y se puso a un punto del Lugo, que marca con 34 la última plaza que da lugar a la salvación. La visita del Málaga a Almendralejo fue uno de esos capítulos amargos, con un gol de comedia y una actuación frustrante. Y visita ahora Martiricos un conjunto azulgrana cambiado, que pasa por su tercer entrenador de la temporada, Manuel Mosquera, y cambia el rostro de su goleador. Salió en invierno Enric Gallego rumbo a Primera –tres meses después sigue siendo pichichi de Segunda División con 15 goles– y llegó el ex cadista Alfredo Ortuño, que solo pudo anotar en el empate ante Las Palmas con la camiseta extremeña, con la que suma siete partidos.

Hicham vuelve a una lista ante el Extremadura, contra el que jugó su último partido con el primer equipo

El fichaje sorprendente del verano, Diego Capel, no cuajó y quien lidera ahora sobre el césped del Francisco de la Hera es otro que tal baila como José Antonio Reyes, que tras lograr la salvación con el Córdoba tuvo un paso fallido –en lo deportivo, en lo económico seguro que no– por el fútbol chino esta primera vuelta. El extremo, ahora enganche en el esquema de Mosquera, trata de repetir la gesta blanquiverde y está en una lista de 18 de la que solo se cae Chuli por lesión.

Más bajas acusa el Málaga, que pierde por sanción a Ricca, Iván Alejo y N'Diaye, expulsado este último en Los Cármenes. Dadas las molestias de Brezancic, que no entró en la convocatoria de Muñiz, apunta Diego González al lateral izquierdo. Muñiz cita 19, deja fuera a Seleznov, recupera a Harper y Erik Morán e incluye a Hicham y Boulahroud.

Llamativa la convocatoria del extremo del filial, que se salió en la victoria de los de Sanlúcar contra el Sevilla Atlético y ha entrenado esta semana con el equipo. Su última aparición con los mayores fue precisamente en el Francisco de la Hera, el 25 de noviembre, donde sustituyó en la primera mitad a Renato Santos. El suyo es un recurso más, parece que de nuevo con hambre, en un partido donde hará falta mucho ímpetu a la par que temple. Fallar ya no está permitido y la situación no es apta para cualquiera.

Gráfico del partido. Gráfico del partido.

Gráfico del partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios