Monkey Week

El Monkey Week y la conexión hispana

  • El festival portuense reúne más bandas hispanas que nunca, en una suerte de puente trasatlántico

Tampoco creo que la organización tuviese muy en cuenta la coincidencia de la presente edición del Monkey Week con nuestra fiesta de la hispanidad mientras terminaban de cuadrar las actuaciones y de fijar los carteles. Creo más bien que el éxito de los bonaerenses Cápsula en nuestra Bahía ha terminado funcionando como una especie de anzuelo efectivo.

La nueva música independiente chilena, argentina, portuguesa o venezolana ha fijado sus ojos (y sus oídos) sobre el Monkey y ha entendido que la proeza portuense es uno de los mejores escaparates para darse a conocer.

Desde Chile nos visitan Perrosky, el dúo de los hermanos Gómez que está escribiendo un interesantísimo capítulo dentro de la historia de la música independiente chilena. Blues, rock y folk al servicio de una imaginación inconmensurable.

Desde el mismo país llega Astro, cuarteto de sonido espacial que practica rock, psicodelia y electrónica con un entusiasmo que despeja las dudas acerca de la salud de la escena independiente chilena.

El caso de Soledad Vélez es, sin embargo, diferente. También es chilena, pero hace ya tiempo que decidió abandonar su país de origen para instalarse en Valencia.

También nos visitan este año el grupo venezolano Famasloop, un bombazo electrónico con el indudable mérito de haber sido nominados al Grammy a mejor grupo latino (lo que no es poco).

Finalmente, las bandas portuguesas Frankie Chávez, The Poppers y Nice Weather for Ducks completan una oferta que trasciende lo nacional y lo anglosajón (siempre presente) para trazar un puente entre países que empiezan a comprender que no sólo comparten un diccionario, sino también una manera muy concreta de comprender la música independiente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios