Medio Ambiente

Ascensión a la lejana nieve en la Serranía de Ronda

  • El cierre de los accesos al Parque Natural Sierra de las Nieves obligó a ir andando más de 10 kilómetros

  • Algunas familias con pequeños optaron por quedarse en pequeñas zonas nevadas en las sombras

Dos mujeres caminan por el carril de subida al refugio de Quejigales. Dos mujeres caminan por el carril de subida al refugio de Quejigales.

Dos mujeres caminan por el carril de subida al refugio de Quejigales. / Javier Flores (Ronda)

Aunque la nieve ya solo se podía encontrar con cierta abundancia en las cotas más altas de la Sierra de las Nieves, una vez superado el puerto de Los Pilones en dirección del pico Torrecilla, en las zonas de umbría todavía se conservaba parte del manto blanco que hace tan solo unos días cubría en su totalidad el Parque Natural y llegó al casco urbano de Ronda.

Una estampa que hizo que este sábado decenas de personas acudiesen al paraje natural para tratar de disfrutar del paisaje nevado, aunque para ello fuese necesario realizar en recorrido caminando nueve kilómetros para llegar hasta el refugio de Quejigales y desde este punto emprender la subida a las cumbres por la Cañada del Cuerno para poder encontrarse algo más de nieve, y es que los acceso quedó cortado a la altura del camping de Conejeras.

Un hecho que no gustó a todos, ya que acudían familias completas con pequeños que pretendían disfrutar de la nieve y que no podían afrontar una caminata de tanta distancia, por lo que optaron por quedarse en las acumulaciones que se conservaban en los bordes del carril de subida en los que no entra el sol y la nieve todavía resiste.

Eso sí, a pesar de ser en poca cantidad, más que suficiente para que los pequeños pudiesen jugar a las guerras de bolas y hasta lanzarse con las pendientes o tratar de romper los charcos de agua que se encuentran todavía congelados.

Otros lamentaron que no se hubiesen tomado medidas por parte de los responsables del espacio para despejar el camino de subida con vehículos o habilitar lanzaderas para poder llegar a zonas con más nieve.

Mientras tanto, los agentes de Medio Ambiente fueron los que se encargaron de regular el acceso hasta el aparcamiento y facilitar el estacionamiento del máximo de vehículos posibles para poder acoger al mayor número de visitantes que llegaron desde diferentes provincias andaluzas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios