Unicaja

Una Copa muy bailona

  • El revés de Madrid, que no le descarta, para acoger la edición de 2019 reabre las posibilidades de Málaga, que peleó por organizarla

  • Burgos, otra opción que se vislumbra

Perspectiva del Martín Carpena antes de un partido. Perspectiva del Martín Carpena antes de un partido.

Perspectiva del Martín Carpena antes de un partido. / jorge zapata / efe

La sede de la Copa del Rey 2019 ha vivido varias tribulaciones. Málaga tenía muy bien encaminada la organización del evento, pero el cambio en la presidencia de la ACB a finales de 2017 propició que Madrid tomara la delantera, como se publicó durante la Copa de Gran Canaria. Se tenía muy avanzado con Francisco Roca el acuerdo, pero éste dimitió y en el vacío de poder se produjo el viraje hacia la capital española.

Sin embargo, se celebró el lunes la Asamblea de la ACB y, además de votarse la presidencia, se procedió al pronunciamiento sobre la Copa del Rey y su próxima sede. Se propuso que el sistema de clasificación fuera el de los siete mejores equipos más el primer madrileño no clasificado, como publicó AS. Comoquiera que la organizadora es la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM), se pretendía que Estudiantes o Fuenlabrada (se da por hecho que el Real Madrid estará entre los siete mejores) ocuparan esa plaza, garantizar dos equipos madrileños en la cita.

La ACB sigue con sus tribulaciones, sin presidente y desangrándose

Y no hubo respaldo total en la votación, faltó un voto para que se diera por bueno. Ello no descarta la vía madrileña, aunque rompe uno de los parámetros del acuerdo al que se había llegado, según las fuentes. Y ahí emerge Málaga, interesada en la organización de la Copa para ese año o para el posterior, coincidiendo con la capitalidad europea del deporte 2020. Con motivo de la presentación del Movistar Street Basket Tour se encontraron responsables del Ayuntamiento con José Miguel Calleja, nuevo director general de la organización.

La ACB tiene muy bien valorada a Málaga por infraestructuras, asistencia de público y logística. Ya se organizaron las ediciones de 2001, 2007 y 2014. Valencia espera a la construcción de su nuevo pabellón para pedirla y ello no ocurrirá hasta la década entrante. Vitoria está volcada con la Final Four de 2019. Está también la opción de Burgos, donde el baloncesto ha vivido un boom en esta temporada, con la primera campaña en la élite del baloncesto español. El coliseo burgalés lleva a los 9.000 espectadores que se demandan para organizar el evento. Es otra opción, aunque Málaga es la principal alternativa si Madrid se cae, algo que no está descartado.

La ACB vive, pues, momentos de tribulaciones. No hay presidente. Javier Imbroda fue el más votado pero no obtuvo el respaldo requerido y confirmó que ya no se presentará a otra elección. Uno de los candidatos fue detenido minutos antes de la Asamblea. La división entre los clubes es profunda. Y la ACB sigue sangrando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios