Fichajes Unicaja Baloncesto Dani Díez y el efecto dominó

  • La salida del alero, en la que se trabaja, puede derivar en la llegada de Avramovic y la continuidad de Salin

  • Se rompería la fórmula de los tres ‘treses’ de los dos últimos años

Dani Díez, durante un entrenamiento. Dani Díez, durante un entrenamiento.

Dani Díez, durante un entrenamiento. / Javier Albiñana

El Unicaja puede dejar perfilada su plantilla en la próxima semana, a falta de las piezas diferenciales de base y ala-pívot. El fichaje de Deon Thompson ya es oficial, el de Gerun está cerrado aunque no se anunciara aún y hay tres operaciones en perspectiva que permitirían dar un paso importante para configurar la plantilla 2019/20.

La salida de Dani Díez, en la que se trabaja, permitiría un efecto dominó. El alero madrileño pidió, a través de su agente, su salida unas semanas antes del play off. Después cambió de idea, pero el club no la veía con malos ojos. Y ahí se sigue negociando. Tras cuatro temporadas en Málaga, la progresión de Díez se ha estancado. Es un jugador competitivo, con buena mano y que ayuda en el rebote. Pero aspectos de su juego como el bote, la lectura de juego o la creación no avanzaron. El Iberostar Tenerife, club con el que José Ortiz, su agente, tiene una relación intensa, es la opción más clara que maneja el jugador madrileño.

Al Unicaja no le sobraba la opción de Díez, aunque es cierto que repetir la fórmula de tres aleros (Milosavljevic y Waczynski además de él) tampoco seducía. Comoquiera que la salida del polaco era inviable, la oportunidad de que Díez se marchara permitía un cambio en la configuración de la plantilla.La salida de Díez permitiría avanzar en dos operaciones abiertas, la llegada de Aleksa Avramovic y la continuidad de Sasu Salin.

Con Avramovic, como se publicó estos días, hay negociaciones con visos de cristalizar. El jugador ha dado el OK a venir a Málaga tras rechazar alguna otra oferta de ACB y de equipos de nivel Eurocup. Su agente, Misko Raznatovic, y él estiman que el club cajista es un sitio ideal para consolidar su carrera tras explotar en su tercera temporada en el Varese. Pero el Unicaja necesita cuadrar antes.

Al decir de gente de baloncesto que ha visto con regularidad a Avramovic, es un buen movimiento porque es un jugador con personalidad y ambición para crecer. Tiene talento para anotar y dotes de liderazgo. Claro, falta calarlo en ACB y en el Unicaja, es un paso más. Pero es el tipo de apuestas que debe realizar el club malagueño para crecer.

Mientras, Sasu Salin es un jugador muy bien valorado en todos los estamentos del club. Tendrá que hacer un esfuerzo económico si quiere seguir, como es su voluntad. Pero es una operación también abierta su renovación. Quedarían Alberto Díaz, Jaime Fernández, Avramovic y Salin más el fichaje de un base para los puestos de uno y dos, si bien la línea que separa los dos puestos en el baloncesto moderno prácticamente se difumina. Hacen falta creadores de juego, que puedan desequilibrar. Avramovic puede hacerlo, como Jaime. El dominó puede funcionar en cuanto caiga la ficha de Dani Díez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios