unicaja

"Un buen tío" y algo más

  • El Unicaja oficializó el fichaje por dos temporadas de Luis Casimiro

  • Carlos Cabezas y Jesús Lázaro retratan al técnico manchego, que será presentado hoy a las 11:00 horas

Luis Casimiro se da la mano con Eduardo García. Luis Casimiro se da la mano con Eduardo García.

Luis Casimiro se da la mano con Eduardo García. / UNICAJA B. FOTOPRESS

Luis Casimiro es el nombre de pila, Palomo Cárdenas sus apellidos. Nacido en Villamayor de Calatrava (Ciudad Real), la próxima semana cumplirá 58 años. Es el entrenador del Unicaja para las dos próximas temporadas. Llega a Málaga "un buen tío, un tío normal", según cuentan quienes han trabajado con él. Destacan su gestión de grupos y su justicia a la hora de repartir minutos. Y su baloncesto, claro. "Si tener más de 600 partidos en ACB no es tener caché suficiente...", resume Jesús Lázaro, ex base cajista, que fue dirigido por Casimiro en dos etapas distintas, en Manresa (se cumplen ahora 20 años de aquel título mítico en el TDK juntos) y en Alicante. Hay cierta sensación de que con la apuesta por Casimiro el club baja un escalón de ambición. Jugadores que han sido entrenados por él aplauden la contratación. También Carlos Cabezas, que consiguió una salvación in extremis con Fuenlabrada con la llegada de Casimiro a mitad de temporada. "Fue uno de los entrenadores con los que mejor congenié en mi carrera. Fue poco tiempo y, creo que a él le pasó lo mismo, nos hubiera gustado coincidir más. Salvó una situación delicada, supo ver qué fortaleza había en la plantilla dentro de la debilidad", rememora Cabezas, de regreso de su experiencia sudamericana y aún con baterías para seguir jugando.

Casimiro se despidió por la mañana del Gran Canaria. Una rueda de prensa elegante por las dos partes. La sensación que se percibía en las palabras de Casimiro, tras ganar el primer título de la historia del Herbalife y meterle por primera vez en la Euroliga, era que había tocado techo y que era difícil mejorar su obra. Vuelve a Málaga para retomar una historia en la que hubo flechazo mutuo con los últimos nueve partidos de la temporada 2011/12 pero no se consumó. Con casa en Calahonda (Granada), a Casimiro le quedó la sensación de que Málaga era un lugar en el que escribir páginas de su particular libro. También el presidente, Eduardo García, quedó encantado con cómo gestionó una situación de crisis. Pero ya había un compromiso con Jasmin Repesa. Seis años después, se retoma esa relación.

No es un técnico de perfil bajo, en todos los equipos que estuvo sacó resultados

Comienza, pues, la era Casimiro. Sucede a Joan Plaza, el entrenador con más partidos en la historia del club tras cinco años en los que el equipo compitió, visto con perspectiva, a buen nivel. El reto sigue siendo el de volver a la Euroliga en cuanto se pueda, estar en las semifinales, dar algún campanazo... Es consciente de la situación Casimiro, que ya firmó ayer en Los Guindos, saludó a los empleados y hoy será presentado a las 11:00 horas en el Carpena.

Carlos Cabezas y Jesús Lázaro, dos bases canteranos e históricos de este club, dibujan la figura del nuevo entrenador del Unicaja. "En Fuenlabrada recuerdo que en una situación complicada tiró de los veteranos. Con Feldeine y Panko nos dio confianza, a jugar 30 minutos. Se apoyó en los veteranos. No estoy de acuerdo en lo que se dice que es un técnico de perfil bajo, ha entrenado en equipos de distinto nivel y en todos ha sacado resultados. Y jugando bien, sólo hay que ver lo que hizo en Gran Canaria", relata Cabezas y le secuda Lázaro: "Es muy fácil trabajar con él, al jugador le hace la vida bastante fácil. Ojo, se trabaja mucho, pero sabe crear complicidades con el jugador. Tiene un baloncesto que no es complicado en la forma de jugar, un estilo característico y luego, a partir de ahí, controla muy bien el vestuario. En un club como el Unicaja se rodeará de gente de la cantera y un cuerpo técnico de la casa. Seguro que está muy receptivo a mirar la cantera y se guro que para dejar a un equipo de Euroliga le han ofrecido un proyecto atractivo".

"Él es un entrenador en todas las categorías, siempre se ha tenido que adaptar a sus presupuestos. Si tienes jamón, comes jamón. Si hay que conformarse con cereales, pues a cereales", resume gráficamente Jesús Lázaro, que este verano dirigirá a la selección española sub 17 y conocedor de los productos de Los Guindos: "Es un técnico totalmente contrastado, viene de un club de un presupuesto que ha estado lejos del Unicaja. Ha tenido lesiones, ha jugado un mes sin base puro y, sinceramente no le he visto llorar durante el año. Quien dude de Luis creo que se equivoca. Es un técnico de total garantías para un Unicaja. Y seguro que va a mirar a Los Guindos, no va a tener problemas. Seguro que va a mirar a los Mo, Viny o Romaric y que puede darles uso".

"Luis es un tío muy normal, muy tranquilo. En todos los clubes donde estuvo, sus entradas y salidas fueron plenas de normalidad. Se trabaja mucho, se exige, los jugadores se sienten presionados, te da y te quita. Tiene mucha mano izquierda", acaba Lázaro sobre la personalidad del nuevo entrenador cajista. "Es sincero y justo, yo creo que son cualidades importantes en un entrenador", remacha Cabezas.

La era Casimiro ya empezó a escribirse. En esta ocasión no es una situación de emergencia, sino con un proyecto de duración media. Si se prolonga será una buena señal para el Unicaja. Hoy ahondará en su discurso en sus primeras palabras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios