Unicaja

"Malcolm Thomas es un tío de equipo que ayuda a ganar"

  • Josep María Izquierdo, que entrenó al pívot en el Fenerbahçe, hace una aproximación al nuevo jugador del Unicaja

Malcolm Thomas lanza a canasta con el Fenerbahçe. Malcolm Thomas lanza a canasta con el Fenerbahçe.

Malcolm Thomas lanza a canasta con el Fenerbahçe. / euroleague

Malcolm Thomas es un jornalero del baloncesto. Tiene cerca de medio centenar de partidos NBA en las piernas y fue parte de algunos de los mejores clubes de Europa. Su trayectoria es consolidada y le avala, sin duda. Ahora afronta su primera experiencia en España y en la ACB. El Bayern Múnich fue su último equipo antes del Unicaja, donde llegó tras una corta etapa en el Fenerbahçe. Llegó para apagar fuegos en diciembre de 2019, con el conjunto turco en una mala dinámica, y en marzo la pandemia del COVID-19 canceló la temporada. Allí le entrenó esos meses Josep María Izquierdo, mano derecha de Zeljko Obradovic durante siete años en el gigante otomano. 11 títulos en ese tiempo, incluida la ansiada Euroliga. Desde Badalona, donde disfruta de un año sabático como el genio de Cacak, atiende a Málaga Hoy y hace una aproximación más exacta del nuevo fichaje cajista. 

"Básicamente es un jugador de equipo, en el más amplio sentido de la palabra. Por un lado es muy capaz de hacer muchas cosas para el equipo, tanto técnicamente como tácticamente, tanto en ataque como en defensa. Y por otro, es un jugador muy de equipo porque es querido por los compañeros, es muy querido, muy educado... Siempre pone al equipo por encima de su interés individual y no es nada egoísta. Lo primero que me sale es jugador de equipo", responde el catalán cuestionado por el estadounidense: "Te puedo hablar de mi experiencia. En Fenerbahçe él no era una de las estrellas en cuanto a números porque no era lo que le pedíamos. A él le pedíamos mucho trabajo defensivo, de rebote, de intimidación. Eso es lo que nos daba. Es un tío muy disciplinado. Hará primero lo que le pida el entrenador y después lo que le pida el equipo por encima de sus egoísmos personales". 

Para poner en contexto, en el Fenerbahçe jugó 18 partidos entre Euroliga, Copa y Liga. Sus promedios fueron de 4.5 puntos, 4.7 rebotes y 1.3 asistencias en 15 minutos. Pero su impacto fue más allá, dio energía atrás. Por la causa que fuere, el conjunto turco experimentó una mejoría con él ya en la plantilla. "Es un tío muy consistente eh. No es brillante en cuanto a los números, pero siempre da unos mínimos. Es inteligente en la cancha y con él se pueden jugar diferentes estrategias tanto en ataque como en defensa. Es lo que no dio porque es lo que pedíamos", añade Izquierdo: "No sé exactamente qué busca el Unicaja o qué necesita, pero él es un tío de equipo que va a hacer lo que le pida el entrenador. Es muy consistente. No es un jovenzuelo que no sabes por donde saldrá. Él tiene muy claro su trabajo y es un tío que juega físico, atlético, duro... Es un jugador que siempre gusta tener en un equipo"

Thomas tiene unas características que precisamente no abundan en el equipo malagueño, de ahí su llegada. "Es muy atlético y muy capaz de jugar por encima del aro. Tiene un muy buen tiro tanto de dos como de tres. Si tiene los pies bien puestos es buen tirador, tiene amenaza desde fuera. Es capaz de jugar también en el poste bajo y además corre bien la cancha para terminar el contraataque si le llega bien el balón. Él suele correrlos", explica el entrenador, que ahonda: "Es un cinco pequeño, pero en defensa es muy capaz de defender a jugadores exteriores. Nosotros con él jugábamos algunas situaciones de cambio defensivo en el bloqueo directo y es muy bueno atacando el balón al driblador exterior. Incluso logrando el robo. No es sólo un cinco, especialmente en defensa. Además de ser muy bueno en el timing de salto para poner tapones, es muy capaz de defender a exteriores".

Del de Missouri sorprende su capacidad para pasar. Siempre promedió una asistencia en su carrera por partido, salvo alguna excepción aislada. Con la baraja de tiradores del Unicaja puede ser un recurso interesante. "Él entiende muy bien el juego, lo lee muy bien. Por encima de su egoísmo, si él tiene un tiro pero ve a un compañero mejor posicionado va a pasar el balón. Él lo lee y lo ve, no es un pívot a la antigua usanza. Es muy moderno", asegura Josep María Izquierdo, que habla de su experiencia como temporero: "Le ayuda mucho su cabeza, es un profesional como la copa de un pino. Su inteligencia y su capacidad para leer el juego y analizar las situaciones... por su experiencia y su inteligencia hace ese trabajo en poco tiempo".

Las redes sociales exhiben a un tipo familiar, muy apegado a su hija Mikeala, que se queda en Estados Unidos. El de Badalona refrenda esas sensaciones. "No tuvo ningún problema ni con los compañeros, ni en la ciudad. Un tío muy familiar, muy buen compañero, muy buen profesional. Independientemente de lo que busque el Unicaja, él es un muy buen jugador. Si jugará bien o no eso ya no lo sé porque no sé exactamente qué buscan. Pero que es un muy buen jugador está clarísimo", afirma, mientras prosigue sobre su carácter: "El sistema cuatro en ataque es el sistema cuatro, no es el sistema cinco ni el sistema puño. ¿Verdad? Si tú le dices de jugar el sistema cuatro no se olvida o pone excusas para no jugarlo. Hace el sistema cuatro, es muy disciplinado. Cuando digo esto es fuera y dentro de la pista. Disciplina no significa sólo portarse bien fuera de la pista, significa también ejecutar lo que pide el entrenador o necesita el equipo. Él es excelente en este tipo de cosas".

Pese a su corta etapa en Estambul impresiona la buena percepción de una de las personas que le rodeó durante esos meses. "Él es una excelente persona, profesional y jugador. Si el Unicaja piensa que va a meter 25 puntos cada partido seguramente este no es el tipo de jugador. No digo que no sea capaz de meterlos, pero es tan buen profesional que buscará lo que necesite el equipo para ganar. A él lo que le interesa es ganar por encima de su brillo personal. Por eso yo guardo muy buen recuerdo de él. Jugadores egoístas y tal hemos tenido todos un montón y él no es uno de ellos. Es un tío de equipo que ayuda a ganar, que ayuda a ser mejor, a hacer equipo, con calidad en ataque y en defensa y un muy buen complemento", termina Josep María Izquierdo: "Me encantaría, de todo corazón, que le fueran las cosas bien. Es un trabajador del básket, es un tío muy humilde. Ha estado en equipos de máximo nivel y en NBA y no pierde la humildad". Así es Malcolm Thomas, el elegido para paliar muchas de las carencias que arrastra el Unicaja. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios