Unicaja

¿Qué esperar del fichaje de Malcolm Thomas?

  • 2.20 de envergadura, capaz de jugar encima del aro con solvencia y rápido

  • Físicamente no estuvo a tope en el Bayern

Malcolm Thomas pelea con Walter Tavares. Malcolm Thomas pelea con Walter Tavares.

Malcolm Thomas pelea con Walter Tavares. / Efe

Puede parecer Malcolm Thomas un fichaje para salir del paso, de urgencia. Y sí, se ha acudido al mercado, con opciones más suculentas y con más nombre, pero no se ha fichado a un jugador de pedigrí bajo. Un interior que, sin grandes números, ha sido fichado por Maccabi, Khimki, Fenerbahce y Bayern para jugar la Euroliga debe tener algo. Con 2.06 metros y 2.20 de envergadura, es un jugador que, sano, ofrece muchas posibilidades y puede dar una mayor consistencia interior al Unicaja. Siempre y cuando esté en forma.

Desde que en diciembre fue cortado por el Bayern, Thomas ha estado en EEUU. No ofreció una óptima impresión física en el equipo alemán, tuvo problemas de rodilla. En su itinerante carrera de 25 equipos en nueve años, fue en su periplo de dos años de 2017 a 2019 en Moscú con el Khimki, a las órdenes de Bartzokas en su segundo año y con Stefan Markovic, a veces Shved, alimentándole, cuando ofreció su mejor versión, la más consistente, de un valioso jugador de rol en Euroliga, defensivamente de alto nivel y resolutivo en situaciones concretas cerca del aro, en continuaciones y, puntualmente, capaz de meter de tres puntos a pie parado y liberado. Se ganó minutos con Jordan Mickey o Anthony Gill.

Encaja Thomas más en el perfil de cinco moderno, más móvil que pesado, capaz de cambiar en los bloqueos para quedarse con pequeños, aunque puede sufrir con jugadores más pesados y altos. En Euroliga dio el nivel en un buen estado de forma para pelearse con lo más granado del continente. Sus últimas experiencias en Múnich y Estambul no fueron tan buenas como la de Moscú. Es un perfil más parecido quizá a Nzosa que a Guerrero. Pero tien la capacidad atlética y física que Katsikaris incidía en conseguir para hacer más competitivo al equipo.

Kawhi Leonard, Malcolm Thomas y Kemba Walker. Kawhi Leonard, Malcolm Thomas y Kemba Walker.

Kawhi Leonard, Malcolm Thomas y Kemba Walker.

Mediáticamente, Thomas llama la atención por haber sido compañero dos años de Kawhi Leonard en la Universidad de San Diego, donde creció tras nacer en Missouri. Hijo de un jugador de baloncesto, Malcolm también, que fue All American en la NCAA y que fue drafteado en 1985 por los Clippers, en California se hizo jugador y, un par de años atrás, antes de que los Raptors ganaran el anillo a los Warriors, hablaba así de Leonard. "Desde luego, todo el mundo que le entrenó y jugó con él sabía lo que iba a ser. Ya tenía el liderazgo, las cualidades y la dureza. Aunque lo que sorprendió a mucha gente es que el mejor jugador del mundo saliera en el puesto 15 del draft", decía sobre Kawhi, al tiempo que afirmaba que sí, que reía: "Sí, y todos en su círculo dirían lo mismo. Es un tipo muy optimista e interesante con el que hablar. Le gustaba especialmente hablar de historia moderna".

También se refería Leonard al nuevo jugador del Unicaja cuando unos años después de coincidir en San Diego lo hicieron en la NBA, en San Antonio. Tras un partido en el que Thomas metió seis triples con el equipo de la G-League, Leonard decía que "cuando lo vi pensaba que no podía ser cierto. No era parte de su juego en la universidad. Podía tirar, pero no de tres mucho. Él es un trabajador duro y ya he podido ver su mejora".

Padre de Mikeala, una niña de 11 años, en Málaga jugará en su 25º equipo como profesional. El contrato es hasta final de temporada y tiene una oportunidad para reivindicarse. El Unicaja lo necesita para crecer también. "No era sólo mi opinión. El club también lo veía. Eduardo García (presidente) y Manolo Rubia (director deportivo) sabían mi opinión. Era un buen momento para hacer un movimiento, en esta semana sin competición, para que llegue y se adapte unos días. Hay gente que puede pensar que traer un jugador puede perjudicar a estos chicos. Yo digo que no, que les va a ayudar. Le vamos a quitar presión a los dos, sobre todo a Rubén. Porque cree que tiene que asumir una responsabilidad que no le pertenece", argumentaba Katsikaris su fichaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios